Saltar al contenido
Crueles intenciones 2

Crueles Intenciones 2 es la secuela de Crueles Intenciones. Esta película no está tan bien lograda como su predecesora, pero conserva el espíritu, la esencia de algunos personajes y una historia donde prevalece el amor, las crueles intenciones y el sexo.

Créditos

  • Crueles intenciones 2Título original: Cruel Intentions 2: Manchester Prep
  • Año: 2000
  • Duración: 87 minutos
  • País: Estados Unidos
  • Director: Roger Kumble
  • Reparto: Robin Dunne, Sarah Thompson, Keri Lynn Pratt, Amy Adams, Barry Flatman, Mimi Rogers, Teresa Hill, Barclay Hope y Tane McClure
  • Género: Drama – Adolescente – Erótico
  • Puntuación: 3,7

Argumento

En Crueles Intenciones 2 tenemos a Sebastián (Robin Dunne) como un brillante y conflictivo joven, que se muda a Nueva York con su padre, su nueva novia y su rica familia. Allí descubrirá que su hermanastra Kathryn (Amy Adams) le odia y hará todo lo posible por destapar su oscuro pasado. Sin embargo el Don Juan ha decidido ser hombre duna sola mujer, porque ha quedado totalmente enamorado de Danielle (Sarah Thompson), la dulce hijo del director.

Mi opinión sobre Crueles intenciones 2

Crueles Intenciones 2 mantiene la esencia de su predecesora, aunque tal vez el argumento flaquea. Es interesante ver a este joven haciendo de las suyas, como si fuera Daniel el travieso de mayor. Sin embargo cuando llega a Nueva York hasta parece buena persona y todo es por la rubia de bote que le ha robado el corazón. Los personajes se mantienen, la historia es semejante… pero todo cambia. Es interesante de ver.

Crueles intenciones 2

Crítica de Crueles intenciones 2

Crueles Intenciones 2 es una comedia para adolescentes, con un argumento muy simple. Desde luego Crueles Intenciones le da mil vueltas, pero para los nostálgicos de la obra maestra, con Sarah Michelle Gellar, descubrirán una simpática continuidad. Los actores cambian, pero no la esencia de los personajes que interpretan. No tienen tanta carisma, ni tienen buenas actuaciones. Las escenas eróticas son muy buenas, con un par de lésbicos, aunque gratuitos. A pesar de que el director Roger Kumble es el único que repite, pero lo único que parece hacer es simplificar el guión de la primera parte. Decepciona.

SI TE HA GUSTADO, COMPÁRTELO:
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on Facebook
Facebook
Share on Google+
Google+
Share on Tumblr
Tumblr
Pin on Pinterest
Pinterest
Email this to someone
email

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *