Saltar al contenido
Diet of Sex

Diet of Sex es una película española del 2014, donde se mezcla sexo y comida para mostrar escenas sexuales al límite de la pornografía. Agata (Raquel Martínez) sufre un trastorno psicológico que le impide experimentar placer sexual, pero su novio Marc (Marc Rodriguez) le ayudará a superar el problema.

Créditos de Diet of Sex

  • Título original: Diet of Sex
  • Año: 2014
  • Duración: 72 minutos
  • País: España
  • Director: Borja Brun
  • Reparto: Raquel Martínez, Marc Rodriguez, Alberto Casqueiro, Antón Lamapereira, Che Mariño, Ángeles Menduiña,
  • Género: Comedia, drama, romance, erótico
  • Puntuación: 2,1 puntos

Sinopsis: El problema de Agata

Agata (Raquel Martínez) sufre un trastorno psicológico que le impide experimentar placer sexual, pero su novio Marc (Marc Rodriguez) le ayudará a superar el problema. Gracias a los consejos de una psicóloga Marc mezclará sexo y comida para reactivar los gustos de Agata y así que pueda volver a sentir. Una aventura gastronómica y sexual para experimentar diferentes sabores.

Mi opinión: Sexo casi explícito

Con sexo casi explícito me refiero a que hay desnudos integrales y escenas de sexo explícito, pero la cámara no enfoca directamente la acción, por lo que en ocasiones que parece tratarse de un truco óptico. Pero esta hipótesis se descarta porque en ocasiones la cámara enfoca mejor y se puede ver que efectivamente la chica está haciendo una mamada. No se llega a ver si hay penetración real, pero da igual.

Cada escena es un recorrido por la piel de Raquel Martínez, a veces jugando con la comida, otras veces sintiendo las caricias de su pareja y otras ella misma dándose placer. Lo que está claro que Diet of Sex enseña y mucho. El argumento se queda un poco corto, pero… ¿qué más da? La disfrutas igual. Lo que no entiendo es por qué tiene tan baja nota. Será que todavía hay críticos con la mentalidad muy cerrada o que no saben disfrutar de una película al límite de la pornografía.

Diet of Sex

La crítica de Diet of Sex

Diet of Sex es una película simple, pero en la simpleza se esconde la belleza. Y esa belleza está en los primeros planos del cuerpo de la chica, en ese sexo casi explícito, en la mezcla sana de comida y sexo… El 80% de la película es sexo. Pero ahora bien, en el otro 20% es donde hace aguas. Existe una ridícula relación entre la chica y los padres. Se ha tratado de dar un toque de humor entre escena erótica y escena erótica, pero este humor no hace gracia aunque te esfuerces en entenderlo y, lo peor, hace que la historia sea inverosímil. Las malas actuaciones tampoco ayudan.

SI TE HA GUSTADO, COMPÁRTELO:
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on Facebook
Facebook
Share on Google+
Google+
Share on Tumblr
Tumblr
Pin on Pinterest
Pinterest
Email this to someone
email

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *