Saltar al contenido

El cuerpo del delito

El cuerpo del delito

El cuerpo del delito es un thriller erótico de 1993 protagonizada por Madonna. La gira en torno al juicio de una mujer condenada por asesinar al hombre con el que mantiene relaciones sexuales. Este hombre era mayor que ella y sufría problemas de corazón. Además, grabaron un vídeo casero.

Sex Shop de María Ramos

Créditos

  • El cuerpo del delito: Body of Evidence
  • Año: 1993
  • País: Estados Unidos
  • Duración: 99 minutos
  • Género: Thriller, drama judicial, erótico
  • Director: Uli Edel
  • Reparto: Madonna, Willem Dafoe, Joe Mantegna, Anne Archer, Michael Forest, Charles Hallahan, Julianne Moore, Frank Langella, Jurgen Prochnow, Mark Rolston, D. Scot Douglas, Mario DePriest

Argumento

Un anciano millonario (Michael Forest) aparece muerto en su casa, mientras se reproduce un vídeo donde él tiene sexo con una mujer. Pero no es una relación común, porque se ve sometido a prácticas sadomasoquistas por Rebecca Carlson (Madonna). Por tanto esta bella joven es la máxima sospechosa del asesinato. Estará acusada y tendrá que defender su inocencia con el gran abogado Frank Dulaney (Willem Dafoe). Un hombre casado que no tarda en caer sucumbir a sus encantos.

Madonna la nueva mantis religiosa

El personaje que interpreta madona es una mujer fatal, tanto o más que el de Sharon Stone en Instinto básico. Ambas películas tienen mucho en común: una mujer rubia acusada de asesinato y luchan por su inocencia a pesar de tener todas las pruebas en contra. En esta ocasión tiene más mérito porque no se trata de una actriz, sino de una estrella del rock tomando un rol que no le pertenece. Sin embargo con su peculiar rostro cargado de morbo y esa tendencia de tener sexo con personas mayores, hace de Rebecca una de las peores mujeres fatales del cine. Además aparece en muchas escenas calientes, mostrando todo su cuerpo desnudo… incluso la zona de la vagina. Una locura de carne y suspense.

El cuerpo del delito

El cuerpo del delito: Juicio y erotismo

En el título de la película va implícita la dinámica: escenas de abogados, escenas eróticas… y así sucesivamente. La obra tiene mucho componente sexual. Hay muchísima calentura. Cada momento que transcurre parece una excusa par aun nuevo encuentro de alto voltaje. Se ve mucha carne, mucho deseo y esas prácticas tan peculiares de sadomasoquismo.

El cuerpo del delito

Ella es una víbora a la que le gusta atar a sus víctimas. Siempre suelen ser hombres maduros con problemas de corazón, para exponer sus cuerpos al límite del deseo. Por supuesto busca sus herencias, como buena mantis religiosa. Pero lo hará enamorándolos para que le cedan sus bienes voluntariamente. Es toda una experta en la materia, tanto que seduce incluso al abogado que lleva su caso. Pero lo hará considerando las opciones meticulosamente, para que crea que sólo se trata de una loca ninfómana que lleva sus juegos sexuales al extremo.

SI TE HA GUSTADO, COMPÁRTELO:
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on Facebook
Facebook
Share on Google+
Google+
Share on Tumblr
Tumblr
Pin on Pinterest
Pinterest
Email this to someone
email
María Ramos

Siempre he sentido pasión por el erotismo. Pero no de una forma vulgar, sino desde la sensualidad y el deseo del buen arte. Y por eso hablo de todo ello en mis artículos. También cuento mis experiencias sexuales en Secretos íntimos y vendo material casero en mi Sex Shop.

correo María Ramos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *