Saltar al contenido

El juego de las prendas

El juego de las prendas es una forma muy divertida de disfrutar del sexo. Para ello hace falta alcohol, amigos abiertos de mente y tan sólo una botella. Aunque también hay una forma de hacer el juego más atrevido: rompiendo las reglas y llegando hasta los límites que se acuerden. ¿Te atreves?

El juego de las prendas: La forma habitual

Esto viene a ser una forma más “adulta” de jugar al famoso juego del beso. En este juego, que todos hemos jugado de niños, se hace un círculo entre amigos. Entonces se gira una botella hasta que pare y señale a uno. Después se repite hasta que señale a otra persona. Ambos deben darse un beso, normalmente en la boca. Un pico. Nada del otro mundo. A todos nos encantaba este juego, porque podía tocarnos a alguien que nos gustara y que no le gustásemos, o al revés. El juego de las prendas es exactamente igual, con la diferencia de que la botella sólo tiene que señalar a una persona y ésta tiene que quitarse una prenda. Así se jugará hasta donde se quiera llegar.

El juego de las prendas: Rompiendo las reglas

Como podéis ver en el vídeo insertado de arriba, el juego no tiene límites. Cada grupo de amigos puede poner las reglas donde se quiera. Hay pruebas del tipo darse besos, quitarse prendas, practicar sexo o incluso matarse. Evidentemente todos tenemos que tener unos límites. Pero a donde voy es que cada grupo de amigos puede poner los límites donde quieran. Ayudándose de tarjetas, se pueden establecer pruebas que habría que cumplir sí o sí. De esta forma, y ayudándose con el alcohol, todos acabarían teniendo relaciones sexuales y la fiesta podría acabar incluso en orgía. Una vez más recalco que cada grupo debe establecer sus reglas y llegar siempre a unos límites que sean capaces de aceptar. De esta forma será más fácil que cuando haya una prueba entre dos personas que no se gusten, pueda continuar y no se acabe ahí la relación. Y el alcohol ayuda mucho.

El juego de las prendas

Explora los límites con tarjetas

Por último quería comentar que personalmente he hecho un juego erótico para parejas liberas. Un juego que se basa en tarjetas y pruebas sexuales. Aunque en este caso está más orientado a parejas liberales que a grupos de amigos. Sin embargo, como he dicho antes, cada cual puede poner sus normas. Y lo mejor de este tipo de juegos es que seáis vosotros quienes establezcan las normas. Es la mejor forma de poder disfrutarlo.

SI TE HA GUSTADO, COMPÁRTELO:
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on Facebook
Facebook
Share on Google+
Google+
Share on Tumblr
Tumblr
Pin on Pinterest
Pinterest
Email this to someone
email

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *