Saltar al contenido
Login | Registro | Ayuda |

Follando como animales en un trío brutal

Follando como animales en un trío brutal

Hola a todos. Tras el relato erótico que escribimos de la experiencia sexual Noche de sexo, continúo con una nueva experiencia donde acabamos follando como animales en un trío brutal. Si en aquella ocasión la banda sonora la ponía el grupo Aventura, ahora lo ha puesto Dani Martín con su increíble Portales. Un homenaje al largo y buen sexo que tuvimos, donde acabamos nuestro domingo follando como animales.

Quedada los tres para hacer un trío

Lo cierto es que ya había hecho más de un trío a lo largo de mi vida, pero ese iba a ser especial. Acordamos hacer un trío con la chica de la experiencia anterior, junto con mi mejor amigo. Muchas veces habíamos deseado que llegara ese momento, ya que estuvimos a punto, pero nunca se hizo. Además lo habíamos hablado mucho. Por fin nuestra fantasía se iba a hacer realidad. Y a todo esto cumplíamos otra fantasía, porque la chica no lo había hecho y era una de las cosas que quería probar.

Quinatesencia: Gratis en Steam

Fuimos a recogerla a la estación de autobuses. Pasamos por el supermercado para comprar lo que faltaba para comer y llegamos a la casa de mi amigo. Él vive sólo y tiene un par de habitaciones libres, así que su casa es perfecta para tener este tipo de fiestas. Llegamos, nos pusimos cómodos, comimos con sangría y estuvimos charlando con una fuerte carga sexual. Después de comer, preparamos el un nuevo juego erótico de dados, que preparé para la ocasión. Paso a explicarlo a continuación.

Follando como animales en un trío brutal

El nuevo juego de dados erótico

El juego consiste en preparar un dado normal, una hoja y un boli. En vez de sólo poner partes del cuerpo, acciones y tiempo, esta vez pusimos retos, pruebas (las partes del cuerpo) y secretos. Y pusimos cada cosa cruzada en los números: 1 retos, 2 pruebas, 3 secretos, 4 retos, 5 pruebas y 6 secretos. Luego también pusimos nuestros nombres cruzados, cada uno correspondiente a un número del dado y repetidos 2 veces. De forma que quedaba así:

  • Tirada 1: Número de dado 4, reto. Número de dado 5 para la persona. El que tiraba el dado mandaba el reto a la persona del número de dado que le salía. Le pedía lo que quisiera. Si no quisiera hacerlo, debía quitarse una prenda.
  • Tirada 2: Número de dado 3, secreto. Número de dado X para la persona tal. El que tiraba el dado le hacía una pregunta íntima a la persona que le tocaba. Cosas del pipo si había hecho otros tríos, o qué experiencias tenía. Cosas que le gustaría hacer en un futuro. Lo que más le gustaba…
  • Tirada 3: Número de dado 5, prueba. Y esta vez sí se tiraba el dado para buscar una parte del cuerpo y una acción. Y así sucesivamente.

Muy pronto nos fuimos desnudado y calentando. De nuevo ella no podía aguantar más con el juego, y nos lanzaba contra el sofá, para disfrutar más. Y seguidamente pasamos a la cama de matrimonio que nos estaba esperando en la habitación de invitados.

Follando como animales hasta el domingo en un trío brutal

Mientras uno de nosotros follaba, el otro la acariciaba y la besaba. También nos la chupaba de vez en cuando. Nos la puso a tope y la penetramos con condón. Cambiamos de posturas un montón de veces. Pasamos desde el clásico prisionero, con sus piernas encima de los hombres, a cuatro patas, ella encima… Su imagen votando de placer sobre nosotros era brutal. Mientras uno follaba el otro gozaba de las increíbles vistas y ayudaba a que ella se excitara más.

Recuerdo que es una chica muy dura a la hora de llegar al orgasmo. Era un placer penetrarla, porque se sabía mover con mucha soltura y empujaba con su culo. Y madre que culo tiene. Es redondito y respingón. Sube y baja sobre nuestras caderas, buscando más y más placer. Y es que pasaban las horas y no llegaba al clímax. De hecho pusimos el reto de se corriera 7 veces, pero llegamos. A penas fueron 3 veces hasta la noche, aun acabando sobre las 5 de la mañana sin parar.

De nuevo sentimos que había que estar embistiendo bien fuerte, sin parar. Pero en el momento en el que la polla se salía, aunque fuera un segundo, ella perdía el éxtasis y teníamos que volver a empezar. Mi amigo conseguía meterla entera y sacarla entera, en embestidas limpias que le daban mayor placer. Yo en cambio la dejaba más a dentro, pero la cogía de las piernas y la apretaba contra mí para que la penetración también fuera profunda. Me encanta las cara que ponía de placer. Y esos movimientos de vientre. Además su piel era suave y estaba bien depilaba, por lo que el contacto no podía ser más placentero.

Follando como animales en un trío brutal

Intentando prácticas más extremas

Ella quería que se la metiéramos los dos a la vez. Pero de nuevo fue imposible abrir su culo. Aunque esta vez conseguí meterle dos dedos. Pero aun estaba bien prieto. Seguramente me tendré que comprar un abre culos del sexshop que estamos a punto de abrir, porque no me gusta no superar los retos que me propongo. Y ese es un reto. Pero como quería doble penetración, tratamos de meterle la polla los dos en su coño. También fue una tarea muy difícil, ya que cuando hay una polla dentro, la otra no puede introducirse bien. Llegué a meterla, al menos la punta, pero no conseguí colocarla bien y cada vez que trataba de prepararme para follar se salía. Ella lo notó, que estaban las dos pollas metidas y dijo que notó algo raro. Habrá que seguir practidando.

Lo que no llegamos a hacer fue nada con el tema de las corridas. En esta ocasión hubo menos sexo oral, porque nos centramos en darle placer durante la penetración, cosa que con ella resulta mucho más difícil. Por supuesto le hice buenas lamidas de vagina, en esta ocasión pasando mi lengua desde el clítoris hasta su culo y haciendo círculos bien amplios. A ella le gusta mi lengua juguetona, es la que más rápido hace que llegue al orgasmo. Pero queríamos follar, queríamos abrirle el culo y hacer doble penetración. Y estuvimos al menos 10 horas seguidas intentándolo. El gusto que nos dio fue impresionante, dando caña sin parar y anhelando sus momentos más calientes.

Otra cosa que hicimos fue ducharnos juntos. Hubo también penetración bajo del agua, con la espuma. Nos enjabonamos mútuamente y nos acariciamos, todavía con mayor deseo antes si cabe. Su piel suave, en contacto con el jabón, todavía era más suave. Sus pechos, su culo, su cadera… Todo era un hervidero de placer, esta vez mojado. ¡No hay mayor gusto que follar en el agua! Sólo falta que probemos esta locura sexual en la piscina, de noche, con el agua teñida de rojo pasión… Para acabar follando como animales en un trío brutal.

Follando como animales en un trío brutal

Por supuesto nos hizo una doble mamada. Llegó a meterse las dos pollas a la boca. Bueno, con la mía ya se llenaba la boca entera, pero aprovechó un momento en el que no estaba a tope, para introducirse la de mi amigo también. Esa es una de las imágenes que mayor excitación sexual me causan. Imaginaros a ella, con una polla en cada mano y metiéndose una y otra en la boca, juntándolas y saboreándolas las dos a la vez. ¡Menuda flipada!

Después de algunas horas follando empezamos a sentir que las energías nos flaqueaban. Muy entrada la noche tuvimos que echar polvos por turnos y ayudarnos, buscando un orgasmo mas. En muchas ocasiones con penetración y mamada a la vez. Todo ello ayudados (o perjudicados) por el alcohol y la maría, que ya hacían estragos en nuestros cuerpos. Al final fui al aseo y cuando volví estaban ambos durmiendo abrazados. Apagué la luz y me acosté al lado de ellos. Había que reponer fuerzas…

Follando como animales en un trío brutal

Acabamos nuestro domingo follando como animales

Al día siguiente a las 8 de la mañana ya estábamos follando al ritmo de Portales de Dani Martin. Mi amigo se fue a su cama y yo aproveché para echarle un polvo bien dado a mi amiga. Estuvimos sobre hora o hora y media sin parar, y nos corrimos los dos casi a la vez. A ella le gusta que sus amantes acaben bien corridos y vaya si lo consiguió conmigo. Ahora, yo también lo conseguí con ella.

Después se fue a buscar a mi amigo, que estaba en su cama durmiendo y se llevó la sorpresa de despertarse con esta chica rozando su cuerpo desnudo. Él también estaba durmiendo desnudo. Hacía mucho calor y tanto follar nos había dejado empapados de sudor. Con él también se tiró más de 1 hora dándole que te pego, en varias posturas y demostrando su arte de hacer el amor. Pero ya no llegaron a correrse ninguno. Estaban exhaustos. Así apuraron hasta el último minuto, antes de tender que salir corriendo para que ella cogiera el autobús de regreso a su casa.

Esto lo repetiremos. Por supuesto que sí. También quedaremos a solas. Pero su próxima fantasía por cumplir es hacer un trío con otra chica. ¡Lo contaremos! Volveremos a acabar follando como animales en un trío brutal.

Si te ha gustado... ¡Compártelo!

 

Entra al grupo de Telegram ahora

Entra al grupo de Telegram para hablar sobre erotismo. Podrás hablar con profesionales como Lilith que te ayudarán con cualquier consulta que tengas, pero sobre todo entra a nuestro grupo de telegram para divertirte y disfrutar con nosotros. Además accederás a un sorteo de un pack de juguetes sexuales valorado en 100 euros. Te esperamos dentro 😈

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *