Saltar al contenido

Hardcore o porno duro

Hardcore

El anglicismo hardcore es un adjetivo que se refiere a una forma fuerte y extrema de ejercer una actividad, como el deporte, el trabajo, entre otros. En este caso hablamos de pornografía hardcore, aquella que muestra escenas de sexo explícito y duro. Pero… ¿Es considerado arte?

¿Dónde encontramos hardcore o sexo duro?

Por supuesto, el hardcore está en la mayoría de películas pornográficas. Pero también lo podemos ver en algunas películas eróticas, como Nymphomaniac. Estas películas se proyectaron en los cines a pesar de contener sexo explícito, pero fueron muy criticadas. Muchos directores buscan provocar y jugar al límite de lo permitido, para escandalizar y ganar fama. Sin embargo deben llevar cuidado porque si sus obras son catalogadas como X, serían devaluadas no podrían recaudar en los cines.

¿El porno hardcore es arte?

Pocos afirman que los primeros planos de las zonas íntimas del cuerpo y los gemidos regulares del porno es arte. Hay un grupo de directores y productores adultos ambiciosos que llevan años intentando convertir sus películas en algo más que un simple estímulo visual para masturbarse.

Ya en los años setenta, cuando el porno rompió gradualmente con la censura e intensificó el moralismo, las producciones hardcore como Garganta Profunda lograron atraer la atención del público en general e incluso llegaron a estar bajo el escrutinio de grandes críticos de cine como Roger Ebert.

Hardcore o sexo duro

Sin embargo, en un momento dado, los intelectuales estadounidenses dejaron de prestar atención al trabajo de los directores porno. Queremos cambiar esta tendencia, para lo cual pedimos a críticos de cine que vieran porno de las producciones más ambiciosas de la década en términos de expresión artística y que compartieran sus ideas con nosotros.

Wasteland

En esta película de 2012, el director Graham Travis habla sobre la historia de una amistad íntima y turbulenta entre dos mujeres que se re-encuentran. Interpretan escenas sexuales con una fuerte carga emocional. David Sterritt aseguró que se desarrolla al igual que en una película. No dijo que fuera brillante. Aunque uno de sus principales objetivos es ofrecer escenas hardcore, lo integra perfectamente y queda justificado durante la trama. Tiene desarrollo narrativo, personajes con una dimensión psicológica y una interpretación bastante convincente.

Wasteland

Lo que condujo a las escenas sexuales de la primera parte de la película, se convenció de que lo que estaba entre los protagonistas era el amor y no sólo una experiencia física. La película logra ampliar el componente emocional mediante el uso del sexo duro. La decepción viene en la segunda parte, que se realiza en el sex club. El sentimiento que tuvo al principio se perdió. No nos sorprendería que alguien viera esta película más de una vez, no sólo por las escenas pornográficas, sino también por la relación entre los protagonistas. Lo que dice mucho sobre las posibilidades de hacer películas serias de hardcore.

En cambio Meghan Sutherland opinó que el aspecto interesante e innovador es que se ha intentado otorgar a los cuerpos de más significado y un cierto atractivo sexual mediante la narrativa. No se han limitado a primeros planos; la mayoría eran de los rostros y sólo tenían semen o pitos encima el 20 o 30 por ciento de las veces. Para ser porno, se valoran los detalles y aportar una visión distinta sobre el deseo, la sexualidad y el cuerpo. Se muestra una reflexión sobre la creatividad, la empatía y el amor. La película intenta poner en valor su arte más allá del aspecto pornográfico. Impresionante, en cualquier caso. Un paso más allá en el análisis que se le da al sexo en obras de autor con escenas de sexo.

Wasteland

Y así podríamos continuar con críticas de cinéfilos que valoraron positivamente la citada Wasteland, como The Crash Pad y Upload. Y no fueron sólo dos críticos, sino que coincidieron todos cuanto decidieron analizar estas películas.

Reflexión sobre el hardcore o porno duro

Muchas de las películas del género no contienen la calidad suficiente como para considerarse una forma de arte. Sin embargo otras sí. Todo depende del empeño del director en que así sea. Por tanto excluir el hardcore del arte, sería como asegurar que la mayoría de las películas españolas son malas. Tal vez sea una forma de arte diferente. Las escenas de sexo explícito dificulta que los críticos puedan valorarla positivamente. Sin embargo hay porno que puede resultar mucho más satisfactorio artísticamente que muchas películas de cine convencional. Y no deberíamos prejuzgarlas sin darles una oportunidad.

¡No te pierdas!

Ver películas eróticas online   Ver pack de fotos hot
Ver escándalos sexuales de famosas   Ver películas porno online
 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *