Saltar al contenido
Hola invitado, Acceder | Ayuda |
Ganar dinero con Bitcoins y criptomonedas

Inicios de una sumisa enamorada

Inicios de una sumisa enamorada

Hola! Mi nombre es Leyre y soy una chica sumisa con pareja. A continuación os voy a contar mi historia. Espero que os guste y me gustaría recibir más detalles para saber que hay gente que me lee y animarme a escribir más detalles.

Todo empezó cuando yo tenía 13 años. Convivíamos en verano la familia y unos amigos que tenían un hijo de 24 años. Nos conocíamos de toda la vida y yo estaba locamente enamorada de él. Sabía de sus aficiones a los petillas y a alguna que otra cosa más. Lo chantajeé con chivarme si no me desvirgaba, y así lo hizo. Luego estuvimos hasta los 15 de tonteo, mimos, manoseos y después de otras experiencias amorosas empezamos a intimar. A partir de ese momento me desmelenaba más, pero él había tenido malas experiencias amorosas, por lo que no llegamos muy lejos. Yo empecé el instituto y él me llevaba. Un día nos estábamos besando en la puerta del insti y mis padres nos pillaron… se formó un lío muy gordo.

Inicios de una sumisa enamorada

Un día la madre de mi novio nos pilló besándonos y con poca ropa, pero no se alteró y nos explicó cómo podíamos llegar a más. Entonces empezamos a tener relaciones íntimas más fogosas cada vez que nos quedábamos a solas. Al terminar él siempre se fumaba algo y yo me tumbaba a tomar el sol en la piscina.

Llegaron mis 18 años y en un día de locura le conté a mis padres que estaba con él, y nos dieron una bronca tremenda, tanto que estuvieron años enfadados. Con 20 años le pedí un hijo, el cual adoro. Desde entonces vivo sola con mi hija. Ahora por mi pareja siento admiración, devoción, respeto y algo de sumisión. Desde un principio a mí me daba morbo experimentar cosas nuevas. Al principio le pedía hacerlo en posturas nuevas, pero poco a poco fui atreviéndome a pedirle más cosas y ahora practicamos algo de BDSM, pero light: Esposas, antifaces, arnes, azotes, bofetadas… Somos una pareja rara, nunca hemos vivido juntos y estamos a 500 metros el uno del otro.

Inicios de una sumisa enamorada

Cuando lo veo entrar en casa me arrodillo ante él para que me ponga el collar y la correa. Me lleva a la mesa para darme de cenar. O le espero en la cama con la mordaza puesta y las esposas. Me gusta ser su juguete sexual. Otras veces me visto de colegiala para él. Hemos hecho sexo con otras personas: chicos y chicas. Me gustan más las chicas por lo general, en especial chuparles el culito. Por mi cumple me follaron 5 tíos a la vez. Me hicieron doble penetración, me follaron la boca, se pajearon sobre mí… Fue una delicia. Me encanta el sexo, el morbo, los juguetes…

Pack de fotos de Leyre | Sensaciones y gustos | Conociendo a mi sumisa

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *