Saltar al contenido
Login | Registro | Ayuda |

La perra sucia de Violet Vasquez

La perra sucia de Violet Vasquez

La perra sucia de Violet Vasquez es un v铆deo porno donde vemos en acci贸n a esta actriz junto con Marco Banderas para Cumlouder. Los chicos de la productora espa帽ola se van a un parque donde suelen ir a hacer deporte las actrices m谩s golfas de la industria para adultos, y cazan a una perra muy sucia…

El morbo de la perra sucia de Violet Vasquez

Violet Vasquez es una actriz porno puertorrique帽a muy cachonda. Le gusta que la maltraten, que la follen bien duro y que la humillen. Por ello cuando ve llegar a los chicos de Cumlouder con el collar de perro, no puede contenerse y acaba poni茅ndoselo como la sucia perra que es. Le encanta ponerse el collar de castidad y ser toda una guarra sumisa. No le importa tener sexo con varios chicos a la vez, pero al final se deja maltratar por Marco, quien la penetra bien fuerte.

La m谩s perra de las puertorrique帽as

La perra sucia de Violet Vasquez es una golfa en todos los sentidos. La pillan en el parque, haciendo deporte, y no puede evitar irse con los chicos como una aut茅ntica perra: con el collar puesto. Entran a la casa y ella camina a cuatro patas, calentando e incitando a que la maltraten. Permite que le metan la polla hasta mas adentro de la garganta, que le den sonoros azotes y que le digan de todo. Le encanta ser la m谩s puta, gimiendo sin parar y recordando todo lo que le gusta a su papi. Ese acento latino nos vuelve locos. S贸lo que que verla menear el culito, gemir de placer y suplicar para que le peguen. Marco le da algunas tortas y le agarra del cuello, lo que hace ponerla m谩s caliente.

La perra sucia de Violet Vasquez

La guarra sumisa se deja maltratar

Nos encanta ver esta escena. Antes de hacer la cr铆tica la he visto c贸mo 10 veces antes de hablar de ella. Y es que Marco Banderas es mi debilidad. Ten铆a ganas de verlo al estilo Rob Diesel, tiendo el sexo m谩s duro y humillando a su amante. Pero tambi茅n me ha encantado ver la perra sucia de Violet Vasquez, corri茅ndose de puro gusto por el maltrato recibido. Se trata de una violaci贸n consentida, porque a pesar de pegarle y hacerle mil diabluras, ella aun quiere m谩s. Y cuando las embestidas se vuelven brutales, entonces ella gime con mayor intensidad, deseando recibir otro cachete m谩s fuerte que el anterior. De hecho aun disfruta m谩s cuando le ponen la correa de perra.

Encuentra follamigas

Deja una respuesta

Tu direcci贸n de correo electr贸nico no ser谩 publicada. Los campos obligatorios est谩n marcados con *

Completa la siguiente suma *