Saltar al contenido
Login | Registro | Ayuda |

La universidad como testigo

La universidad como testigo

Y si hubiese empezado esto como una historia donde se me caen los libros sería más creíble… Nada de eso pasó. En el momento que conocí a Austin fue en detención de la universidad y quizá por alzar nuestros derechos. Pero esto no importa mucho más allá de lo que pasó después. Me tenían en rectorado por mi movimiento feminista y a él por graffitear algunas instalaciones. La rebeldía cundía en la universidad como testigo pero un choque de mundos es mas rebelde aún, como muchas otras confesiones anónimas

Quinatesencia: Gratis en Steam
 

Destinos cruzados, pasiones

Caía la tarde y cuando terminaron de sermonearnos pudimos coincidir cerca de la salida. Yo, coqueta, lo esperaba sin que él supiera… un poco loca la cosa. Tomé la misma dirección que él y si no lo sabía se giró y me vio. Ahí se empezó a dar cuenta. Creo que mis ansias empezaban a llamarlo más.

Nos acariciamos durante unos días y optamos por los salones de la universidad, yo opté por un pequeño vestido. En ese momento solo tendríamos a la universidad de testigo. Después de mi última clase creo que mi sonrisa se notaba y el gesto les extrañaba a mis amigas. Aun así nadie sabía nada. Nos encontramos en el sitio donde quedamos y con las ganas que estábamos esperando. Lo mejor era que podíamos cerrar la puerta con llave. ¿Qué habíamos conversado? Tonterías de chiquillos pero así empiezan las buenas historias. En ese momento se mezclaron los susurros con besos apagados pero dirigidos con buena pasión. La electricidad en mí fue descendiendo y no esperaba más que me tocara.

La universidad como testigo

Dejarlo preso dentro de mis labios y ser devorada el día completo. Sentí su fuerte sexo y se lo pedí. Estaba entregada encima de una mesa y con mi ropa interior abajo. Pude sentir como es follar con adrenalina. ¿Qué nos podrían descubrir? El morbo era todavía más intenso. Y mientras se deslizaba dentro de mí, no podía disimular los gemidos. Tantos que podríamos ser descubiertos. Estábamos pegados a la pared, con el cabello desordenado, encima de la mesa.

https://erotismosexual.com/maneras-de-mantener-la-chispa-erotica-en-tu-relacion/?swcfpc=1

Y la universidad fue testigo de un buen momento de sexo. Me sentí follada por alguien que yo quería que me follara. No fue un rapidito de esos tontos. Me imaginaba en mi cuarto mordiendo la almohada y no quedaba más que morderle los labios. Me pareció necesario un momento diferente para sentir algo diferente. Follé en mi universidad y lo volvería a hacer cuantas veces me las propusiera.

Entra al grupo de Telegram ahora

Entra a la comunidad de Erotismo Sexual en Telegram. Podrás consultar tus dudas sexuales, te divertirás y disfrutarás. Además en el grupo compartimos fotos y vídeos que seguro te encantarán; y algunos contenidos de las reviews. Te esperamos dentro 😈 ENTRAR 😈

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *