Saltar al contenido
Login | Registro | Ayuda |

Las putas modelos

Las putas modelos

Esta es una historia real, nada extraño si hablamos de cómo llegar a desfilar en las grandes pasarelas, tener una gran oportunidad como modelo, subir escalones, tener éxito y todo eso. No hace falta decir que desde que tenía 14 años no he dejado de ir de casting en casting, como modelo en pequeños desfiles de moda e incluso he rodado algunos cortometrajes para estudiantes universitarios. Os cuento que es eso de las putas modelos. No me considero una de tantas putas en Valencia, pero para llegar a lo más alto… bastante puterío hay que tener dentro.

Hay muchas chicas hermosas… perfectas, listas para todo. Todo lo que tienes que hacer es ir a un casting de modelos. Tengo 19 años, 1,79 cm, 90 de pecho, soy delgada, tengo un pelo bien cuidado y hermoso castaño claro, liso y largo y una cara infantil con cierta travesura, sería el sueño de cualquier chico de la calle. Pero en un casting de modelos soy uno más….. Hasta hoy no he querido seguir el juego de chupar para trabajar…. pero después de 5 años de pasarela creo que valgo lo suficiente para que me tengan en cuenta, me lo merezco y si tengo que chupar un par de pollas para probarlo no seré yo quien haga la mojigata.

Y digo bien, sobre todo chupar, porque follar es más complicado, hay que encontrar mucho tiempo, el lugar adecuado…. Chupar es aquí donde te atrapo y aquí te mato. Si no lo eres, serás otra persona que le mete la polla en la boca. Chupar es fácil, no implica más que ponerse algo en la boca, todo el mundo lo hace al menos tres veces al día (comer, vamos), no tienes que darle más importancia, chupar es sólo chupar. Lo malo es que mientras en la penetración el chico se cuida de no agarrar algo… cuando nos metemos la polla en la boca no les importa ponerle el condón… lo importante es que apestes, cuanto más, mejor. Y luego, ¿cómo no tragar?, es inevitable, no puedes decirles, «hey, hombre, sácalo, no quiero que la corrida llegue a mi estómago». Así es, las mamadas a cambio de favores terminan corriendo en tu boca y tragando, mientras el tipo te agarra la cabeza contra su pene. Y así sucesivamente… así es la vida, cualquier modelo que amanece un poco tiene unos pocos litros de semen en su estómago, yace la que dice lo contrario, o no tiene ni puta idea de cómo funciona el negocio.

Quinatesencia: Gratis en Steam

Finalmente lo entendí después de innumerables castings a los que fui sin haber sido recibida. La línea de chicas es siempre eterna, y al final, después de una cantidad, dejan de recibir más modelos. Es frustrante, ir de casting en casting sin ser visto. Así es como decidí entrar por la puerta trasera, es decir, para intentar colarme en una fiesta VIP, y ser vista por los diseñadores y la gente que mueve los hilos.

Cada tres meses se celebra en Villa Pausell, en Barcelona, una fiesta VIP selecta del mundo de las pasarelas. Hay todos los que tienen algo que decir sobre la moda en España y en parte de Europa. Todo el mundo sabe que aquí es donde hacen amigos y cambian sus agendas. Llegué en taxi y me dirigí a la entrada de la finca. La fila de gente que entraba era continua, dejaban sus coches a los aparcacoches y pasaban de largo. Había tres tíos que identificaban a los invitados, tres con los que ni siquiera consideré hablar. Mientras tanto, entrando y saliendo había chicos del catering, cargando bandejas y cosas así, me acerqué a uno de ellos, un chico joven, no tendría más de 18 años.

– Hey chico, perdona (le dije con mi mejor sonrisa)

– Si? Sí.

– He perdido mi billete… ¿Puedes ayudarme a entrar?

– ¿Cómo?

– Cuélame porfa, es que no puedo encontrar mi billete…

Luego llamó la atención de otros dos camareros que estaban a pocos metros, eran renacuajos, no parecían tener más de 16 años. Los tres tenían algo clonado, además del uniforme del camarero… todos con pelo a cero, muy delgados…

– ¿Quieres pasar? (uno de ellos dijo)

– Sí, por supuesto…. (Le contesté)

– Vengan por aquí.

Los tres me llevaron por un lado del edificio, uno sacó una llave y abrió una puerta por la que los cuatro entramos… la puerta daba a un largo pasillo y al final se veía el ajetreo de la cocina, ¡ya estamos dentro!

– Jo, gracias chicos… (Les dije)

– Espera… (uno de ellos, el que abrió la puerta, bajó la cremallera y se quitó la polla, estaba flácido, bueno, más bien morcillona)….. ¡mama!

– Pero… escucha, aprecio que me dejes entrar, pero… (Les dije)

– O aceptas, o estás fuera.

Miré a los otros dos, todos me miraron con verdadero deseo. Sólo tuve que esperar a que esos dos se conformaran con ver cómo se la chupo a su pareja, porque empezar la noche con tres mamadas me parece muy duro…. Qué espectáculo, estoy toda vestida con un vestido de noche, jugando con las pollas de tres camareros renacuajos. ¿Así es la vida de las putas modelos?

– De acuerdo…. Pero sólo chupo una, ustedes dos miren.

Me acerqué a su pene y lo tomé con mis manos, erecto debe ser un monstruo.

– Jeje, lo tienes… dormido.

Las putas modelos

Me lo puse en la boca y empecé a chupar, que remedio. Comenzó a ponerse duro por unos segundos, tuve que sacarlo poco a poco porque estaba tomando un tamaño considerable, hasta el punto de que sólo podía tener el capullo dentro de mi boca. Entonces el tipo empezó a tirar de mi pelo, yo lo saqué:

– ¡No seas un tío bruto, no me jodas el peinado…! (Le dije)

Cuando quise notar que los otros dos mocosos tenían sus pollas en el aire y se estaban masturbando a unos centímetros de mi cara. Estaban muy emocionados, ya no tenían las pollas blandas.

– Vamos, Javier, lárgate de aquí (dijo uno de ellos).

No sabía qué decir… Supongo que es el precio de la entrada a la fiesta, tres mamadas… así que podría dejarme ir y chupar sin pensar más en ello. Le agarré la polla a Javier de nuevo y continué con mi chupada. Entendí la historia que hay detrás de las putas modelos.

– Avísame cuando vengas, ¿sí? (Le dije)

Nadie respondió. Pronto corrió, apretó mi cabeza contra su pene y me tragó hasta la última gota. Apenas pude superarlo cuando el siguiente tipo tenía la polla enchufada, minutos después corrió y así sucesivamente, chupé a los tres mocosos y me tragué sus tres corridas. La noche apenas había comenzado y ya había comido tres porciones de semen.

No nos dijimos nada cuando terminó, los tres niños entraron por la puerta por la que habíamos entrado, y yo seguí adelante. Tan pronto como empecé a conocer gente dentro de la casa me di cuenta de que necesitaba urgentemente ir al baño. Todo el mundo me miraba sorprendido, tenía el maquillaje echo un asco después de restregarme con entre pollas, saliva y semen. Está probado, el maquillaje mantiene una mamada, pero tres es demasiado.

Cuando entré al baño vi el estropicio que tenía en la cara, tenía rastros de semen en la barbilla y apenas me quedaba lápiz labial en la boca…. Empecé a arreglarlo, afortunadamente el peinado y el vestido no tenían rastros. Mientras me arreglaba el maquillaje oí algo extraño en una de las cabinas del WC, parecía una niña vomitando, no le di mucha importancia. Pero al cabo de un rato, me impactó un aliento masculino dentro del aseo… Me acerqué y miré a través de la pequeña grieta entre la puerta y la pared, y pude ver claramente cómo no era una chica normal vomitando, sino una famosa supermodelo haciendo una comida de lo más bestial a un conocido director de cine. Puso su polla tan fuerte y tan adentro que terminó produciendo arcadas. Gruesos hilos de saliva se deslizaban por los labios de Laia… era una escena increíble, digna de la película porno más bestial, excepto por quién era la chica… la cara más repetida y codiciada de la publicidad y la moda en este país. Saqué mi móvil, me concentré en la escena y empecé a grabar un vídeo…. joder, este vídeo valdría millones. El director de la película se la sacó de la boca y corrió hacia su cara, dejando su cara completamente manchada de grumos de semen. Grabé todo lo que pude. Él salió rápidamente, ni siquiera se dio cuenta de que yo estaba allí (fingiendo retocarme el maquillaje). Ella salió con la cara hecha de arroz con leche, se acercó al espejo y se miró a sí misma. No dije nada, como ignorar la situación. Empezó a lavarse la cara… Aproveché para salir, tan feliz, que tenía en mi móvil un vídeo por el que alguien pagaría millones.

Llegué a un gran salón donde había decenas de personas, muchas de ellas celebridades de primera línea, especialmente del mundo de la moda, el cine y la televisión…. Sentado en una mesa, rodeado de amigos, estaba un diseñador que me interesaba mucho. Hablaba amigablemente con su círculo más cercano. No tenía ni idea de cómo atacarlo… cómo acercarme a él y presentarle mis respetos para trabajar en su empresa. Estaba dispuesto a hacer cualquier cosa… cualquier cosa. Entonces vi al tipo sentado a su lado levantarse de la mesa hasta el bar, lo seguí.

– Hola, ¿eres amigo de Carmelo? (Le dije)

– Sí… ¿Por qué?

– Bueno, soy modelo, me gustaría hablar con él…

– Ah, lo entiendo (me miró de arriba a abajo), eres hermosa, tienes un buen cuerpo… ¿Quieres que te lo presente?

– Claro, sería genial, creo que podría colaborar con él en el próximo desfile….

– Bueno, te lo presentaré, pero primero ven conmigo para ver si tienen jugo de piña en otra parte, aquí se acabó.

– ¡Muy bien! (Dije entusiasta)

Subimos unas escaleras hasta el último piso, él intentó abrir alguna puerta, cualquiera…. pero estaban cerradas. Por supuesto, no estábamos buscando jugo de piña. Estaba casi seguro de que le gustaría follar, y no podía negarme, estaba a un paso de conocer a Carmelo. Por fin se abrió una puerta.

– ¿Cuántos años tienes?

– 19, he estado modelando desde que tenía 14 años… Hice un anuncio para Leche Pascual…

– Entiendo… (no parecía interesado)

– ¿Cuántos años tienes? (Le pedí que rompiera el hielo)

– 43 (dijo serio)

Se sentó en un sofá y me miré como una tonta. Luego se bajó la cremallera y se quitó la polla. De todos modos, mi cuarto pene me estaba esperando. Me arrodillé sobre sus pies y comencé a lamer con mi lengua sobre su pene.

-Eres muy sexy, y si no empiezas a tener fama ahora, se te pasarán los años y nada de esto te habrá servido de nada.

Me ofendió un poco que tratara de convencerme con esas palabras. Joder, iba a chupársela de todos modos, no necesitaba recordarme a mí misma que los años pasan y que ya no tengo 14 años. Continué con los preliminares, acariciando su polla y pasando su lengua.

– ¡Trágatelo, carajo!

Obedecí, empecé a chupar. Así es como estuvimos 20 minutos. No sabía qué hacer, quería que este tipo viniera lo antes posible para terminar. Entonces alguien abrió la puerta. Dejé de chupar, pero me agarró la cabeza y no me dejó sacármela de la boca. Era un amigo suyo, todo lo que pude ver fue que era un tipo gordo, se sentó en el sofá al otro lado de la calle.

-…al final te encuentro Oscar, maldita sea… (dijo el gordo)

-¿Qué pasa? -Sólo me estoy relajando un poco.

-Quiero ir ahora mismo… No soporto estas fiestas, ¿tienes las mías?

-Lo siento, aún no lo tengo, espera hasta mañana, ¿de acuerdo?

-Bueno, ¿qué estás haciendo? Acordamos que me lo darías hoy… Me estoy enojando mucho.

-No te preocupes, mañana lo tendrás, relájate.

Entonces el tipo al que estaba chupando, este Óscar, me agarró la cabeza, me sacó la verga de la boca y me dio una señal para que se la chupara al gordo. Qué remedio, al menos Óscar no se había corrido…

-¿Quién es esta? (dijo el gordo)

-Una modelo de 16, déjame relajarte un poco, y mañana te daré lo que te debo.

Me halagó que me quedaran tres años. Me acerqué al brazo del gordo de rodillas, era bastante asqueroso, parecía un gordo sudoroso, con dedos gordos y pelos salvajes en las cejas. Le abrí la cremallera y le saqué la polla, era gruesa, igual que la de él. Luego se levantó, se bajó los pantalones, me agarró, me llevó a un mueble, me puso de espaldas, me bajó las bragas y trató de ponerlo incómodo. No le di crédito, estaba a punto de ser jodido por ese gordo sudoroso…. qué noche, espero que después de tanto sacrificio pase algo bueno. Pero el gordo estaba demasiado enfadado con Oscar, y si no le consolaba con una mamada, ni siquiera con una simple penetración, empezó a metérmela por el culo, y de una enculada tenía toda su polla en los intestinos. Me dolió a rabiar… y por eso me cogió durante mucho tiempo. Me tomó tanto tiempo estar satisfecho que mi culo empezó a estar perfectamente lubricado, y a veces el gallo salía completamente y volvía a entrar como si fuera la vagina. De repente el gordo se cansó, o eso pensé, me lo sacó, me puso de rodillas, me metió la polla en la boca y me hizo que se la chupara. Su polla era asquerosa, llena de flujos y algo de sangre… hasta que empezó a llegar, y como saben, amiguitos, no era momento de ser escrupulosos, así que me tragué todo el semen del hombre gordo.

El tipo se levantó los pantalones y se fue sin decir una palabra. Oscar seguía en el sofá masturbándose alimentado por la morbilidad de la escena…. se levantó y se acercó a mí, que todavía estaba de rodillas.

– Abre la boca.

Le escuché, abrí mi boca de par en par mirando a sus ojos, y corrió echando todo su semen en mi lengua. En ese momento no estaba preocupada por tragar el semen de otro hombre, ya había cinco semen en mi estómago y no había probado ni un solo canapé miserable todavía. No, no estaba molesta, aunque admito que el gordo me había hecho daño. Casi nunca había hecho sexo anal porque si quieres ser modelo tienes que mimar tu cuerpo… el sexo anal es demasiado gore. No puedes sentarte a gusto en dos días… Si es que escuchándolas hablar podrían estar en una casa de putas en Valencia.

– Eres una piltrafa, así que no puedo presentarte a Carmelo (dijo Óscar)

– Sólo dame unos minutos para retocarme el maquillaje, ¿de acuerdo?

– Te espero en la mesa de Carmelo, ven bien maquillada y te lo presentaré.

Óscar salió de la habitación. Me di la vuelta y me miré en el gran espejo que presidía la habitación. Oh, Dios mío…. parecía una puta, su vestido estaba desgarrado, desgarrado por la cornada del gordo, y lleno de saliva, sangre y semen. Para arreglar este lío, no bastaba con ponerse un poco de maquillaje…. No podía presentarme a Carmelo como si saliera de una puta orgía. Volví al baño y empecé a limpiar un poco, apenas miré a mi alrededor, pero inmediatamente vi dos modelos en condiciones similares.

Las putas modelos

– No puedo tragarme otra corrida, de verdad, voy a vomitar (dijo una de ellos)

– ¿Cuántas te has tragado? (otro contestó)

-…tres.

-Yo cinco (dije)

-Mierda, ¿a quién buscas?

-A Carmelo, ¿y tú? (Dije)

-Yo a Raúl.

-Oye, ¿puedes cambiarme el vestido? Estoy a punto de llegar a Carmelo, pero mi vestido está roto y lleno de semen.

-¿De qué es la sangre?

-Me lo han metido por el culo, como una bestia… no veas cómo duele.

-Mierda, eso duele.

-Entonces, ¿puedes cambiármelo por un tiempo?

-¿Qué me das a cambio? (dijo una de ellos, el más decidido)

-…es sólo que… No tengo nada aquí.

-Bueno, como puedes ver…

-Espera, tengo un vídeo que he grabado antes, lo tengo en mi celular, la supermodelo Laila sale comiendo una polla gruesa. Te daré el video si me dejas tu vestido.

-Veamos, muéstramelo.

Puse el video en mi móvil, no se lo creyeron, era lo más sangriento.

-¡Dámelo a través de BlueTooth! (una de ellos dijo)

-No, lo mejor para tu amigo, es que yo tengo una 90, y tú apenas tienes pecho.

No parecía ofendida, la otra chica se quitó el vestido e hicimos el cambio.

– ¿Cuántos años tienes?

– Tenía 18 años (la que dijo antes que se había tragado tres corridas).

– Tenía 16 años.

– ¿Y no te has tragado nada hoy? (Le dije a la chica de 16 años)

– No, sólo me han corrido en la cara, tengo suerte…

– ¿Cuántas corridas en la cara?

– Sólo dos en la entrada… si no lo hago… Yo no entro.

La chica que me dejó el vestido se quedó en bragas y sujetador, no estaba dispuesta a ponerse mi vestido. Fui a la habitación grande para que Óscar me presentara a Carmelo, pero cuando llegué ya no estaban allí, ni en la mesa… ni en ningún otro lugar. Me senté en el bar, parecía que el mundo se me venía encima. Entonces apareció Óscar, pensé que ya no vendrías, corre, ven… me agarró del brazo y me llevó arriba a una nueva habitación. Cuando se abrió me sorprendió, ¿¿¿ un casting con las putas modelos ???

En la sala estaba Carmelo y otros 15 chicos, sentados frente a ellos había 2 modelos que he visto miles de veces en castings. Óscar tomó la palabra.

– Bueno, podemos empezar ahora, te recuerdo las reglas, esto es un bukkake, sin penetración, somos 17 tipos contra 3 tías. Tienes que masturbarte y chupar como mejor sabes hasta que los 17 se corran, tienes que mantener el semen en tus botellitas, aunque corras en tu boca tienes que escupir todo el semen en tu botellita. Al final, la que haya recogido más semen deberá beber las 3 botellas, y habrá ganado.

Apreciaba una pregunta tonta pero tenía que preguntar…

– ¿Qué habremos ganado?

– Jajajajajaja, (ríe Carmelo), 10.000 euros.

– Preferiría desfilar en Gaudí con tus diseños (respondí)

Los 17 tíos se separaron al unísono.

– No te preocupes, si ganas hablaremos…

Óscar me dio una botella de un litro vacía, las otras dos chicas ya tenían la suya. Todos allí parecían saber qué hacer, todos los tíos se quitaron la ropa, los 17. Y nosotros hicimos lo mismo, una vez desnudos, las chicas se mezclaron entre los tíos. Nuestra posición natural era tener dos pollas sostenidas con las manos y una en la boca… Así que sólo tenemos 9 chicos, los otros 8 estaban contentos de tocarnos mientras se masturban a nuestro lado… fue muy difícil mantener el equilibrio con tanta polla golpeándote por todos lados, de hecho el único apoyo que me ayudó a no caer fue la polla que tenía en mi boca.

Los minutos comenzaron a pasar y nadie corrió hacia allí. No tengo idea de cuánto tiempo pasó hasta que llegó el primero, fue con otra chica, ella sostuvo toda la corrida en su boca (apenas respirando, sin tragar nada), y tan pronto como el tipo le sacó la polla de la boca, ella escupió todo el semen en la botella. Empecé a pensar, ¿para qué estoy haciendo esto? ¿realmente quiero ganar?…. bueno, no tengo ni idea de si Carmelo me hablará después de esto, pero si puedo ganar 10.000 euros… es mejor que me inscriba. El mío empezó a llegar. Uno, el otro… Así que pasaron casi dos horas, ya tenía 7 semen en mi botella, y dos de ellos eran gigantes… Casi pensé que no podía contener todo el semen en mi boca…. ¡Iba a ganar!

Entonces Carmelo se tocó la polla, que hasta ese momento se había limitado a mirar desde un sillón. Me halagó que me eligiera para venir… Pero era muy lento, tanto que cuando todo el mundo se había corrido, yo seguía mamándosela. Todo el mundo estaba mirando. Finalmente llegó Carmelo… no mucho, no poco, como siempre, escupí el semen en la botella. Agghh, la botella olía tanto a semen que me daban arcadas, que no podía más… mientras envidiaba a esa chica del baño que se quejaba porque sólo había comido 3 pollas…

– Tenemos una clara ganadora, con casi un litro de semen en su botella…. ¿Cómo te llamas? (me dijo).

– Llamarme Miss Valencia (le dije).

Luego miré las botellas…. la mía estaba casi llena, y las de mis compañeros estaban medio llenas. Entonces comprendí que tendría que beber 2 litros de semen, un litro de mi botella y dos medios litros de mis compañeros… Yo saldría de esa habitación digiriendo el semen de 24 tíos (5 de antes y 17 de ahora). ¡Qué historia más perturbadora de las putas modelos!

las putas modelos

Vertieron los dos litros de semen en una botella grande y añadieron un poco de leche para que no pareciera puré de semen…. Me pusieron en el medio de la habitación y empezaron a cantarme. Empecé a beber…. me costó mucho, el semen se me escurrió por las comisuras de los labios. Todo mi cuerpo estaba pegajoso, mi semen salía de mi nariz. Nadie puede imaginar lo que se siente al beber un litro de semen a menudo… pero para mi desgracia debo beber 2 litros. Ya es bastante difícil beber 2 litros de agua de una sola vez… imagina 2 litros de semen. Cuando terminé, todos aplaudieron. Oscar me tiró un sobre voluminoso (con 10.000 euros en 500 billetes).

Las chicas fueron arrastradas fuera de la habitación, mientras que los chicos se vestían en silencio. Nos llevaron al baño, limpiamos todo, los tres en una bañera normal, y tuvimos que lavarnos rápidamente… querían resolver este asunto lo antes posible y sacarnos de allí.

– Que bañera tan cutrez (dijo una de las chicas), otras veces dejamos los jacuzzis.

– ¿No es la primera vez que haces algo así? (Le dije)

– De ninguna manera, esta es el cuarto. Desde que cumplí 18 años no he dejado de mamar en bukkakes, así que he estado haciéndolo durante casi un año.

– ¿Has ganado alguna vez?

– Jajajajaja, ¡dice ganar!…. también nos pagan 10.000 €. Cada vez que ponen una pardilla en el grupo para tragar. Estoy seguro de que te llamarán para pedir más bukkakes, y tal vez sin tragar… siempre hay un primo que viene en nuevos y golondrinas.

– Wow… Pero es una forma de que te conozcan, Carmelo me ha visto de cerca. (Dije, tratando de resaltar el lado positivo del tema).

– Olvídate del desfile de Carmelo o de cualquier otra persona… si te ponen en bukkakes significa que has sido descatalogada. Yo también quería ser modelo…. Hice mis pinitos, pero si a los 18 años no has triunfado, más vale que te den bukkakes, ganas más que una mala vida como modelo amateur.

Entonces comprendí que llegaba tarde para tragar semen. Si empezara a chupar con 14 tal vez ahora tendría una oportunidad, como la chica de 16 años que conocí en el baño, pero con 18 años el bukkake ya es legal, y sólo tienes que tragar litros y litros de semen. Desde entonces he conseguido hacerme muchas fotos eróticas como modelo, hinchándome hasta bukkakes, pero nada de desfiles. Así es como conseguí hacerme un pequeño hueco entre las putas modelos. Conseguí incluso hacerme fotos para PlayBoy. Es lo máximo que puedo llegar ya.

¡Consigue los packs de Miss Valencia!

(haz click sobre las imágenes para acceder al contenido)

Miss Valencia Sexy

Hot Miss Valencia

Si te ha gustado... ¡Compártelo!

 

Entra al grupo de Telegram ahora

Entra al grupo de Telegram para hablar sobre erotismo. Podrás hablar con profesionales como Lilith que te ayudarán con cualquier consulta que tengas, pero sobre todo entra a nuestro grupo de telegram para divertirte y disfrutar con nosotros. Además accederás a un sorteo de un pack de juguetes sexuales valorado en 100 euros. Te esperamos dentro 😈

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *