Saltar al contenido

Mi despertar sexual con el sexo salvaje

Mi despertar sexual con el sexo salvaje

Desde mi adolescencia me gusta mucho el sexo. Tengo la suerte de gozar muchísimo del sexo anal (mi primer anal fue a los 17 años ). He tenido varias parejas y alguna que otra relación de verano o de una noche, pero llevo un tiempo con relación estable y la monotonía me estaba afectando.

Sex Shop de María Ramos

Mantengo una relación con mi novio desde hace 6 años, en el sexo funcionábamos bien, soy muy activa y disfrutábamos de nuestros momentos. Hacía bastante tiempo que tenía la fantasía de que me sometan sexualmente, sentirme humillada y tener sexo salvaje. Lo comentaba con mi chico pero a el no le atraía mucho el tema y de vez en cuando le pedía que fuese mas brusco, que me de mas caña y que me castigue. Lo máximo que me hacia era darme unos cachetes, mamada profunda cogiéndome del pelo, ponerme a 4 patas y practicarme sexo anal con cierta brusquedad.

Mi despertar sexual con el sexo salvaje

Hace ya casi un año hablando de sexo entre compañeras de trabajo comente mi fantasía entre bromas y risas. Todas contaron la suya, pero en privado una de mis compañeras me dijo que tenía unos amigos apropiados para satisfacer mi fantasía. Durante varios días le di muchas vueltas a la cabeza y finalmente el morbo me pudo y acepté conocer a estos amigos. Le dije a mi novio que pasaría la noche con mis amigas. Así fue como me decidí y a continuación os voy a contar cómo fue mi primer experiencia de este tipo, que para mí fue brutal, y el desencadenante para mi actual vida sexual.

Mi despertar sexual con el sexo salvaje

Fui a casa de un amigo donde me estaban esperando 3 hombres. Yo estaba asustada y excitada al mismo tiempo, pero la experiencia fue muy satisfactoria. Los tres tipos me desnudaron y comenzaron a tocarme, a darme bofetadas en la cara y nalgas, a escupirme en la cara y boca. Me decían de todo (puta, cerda, perra…). Me obligaron a mamárselas tirándome del pelo y hasta llegué a tener arcadas, penetraciones anales y vaginales… Me ataron inclinada sobre una mesa, me metieron mis bragas en la boca y me penetraron varias veces por mis dos agujeros con sus penes, dedos y algún juguete. Solían liberar mi boca para eyacular en ella y de nuevo introducían las bragas en mi boca. Estuvieron así varias horas, incluso se orinaron sobre mí y tuve mi primera doble penetración. Para mi fue un bum de sensaciones y placer sentirme penetrada por mis 2 agujeros a la vez. Yo tuve varios orgasmos y me encantó la experiencia. Tanto que periódicamente quedaba con estos nuevos amigos para tener sesiones de sexo salvaje.

Mi despertar sexual con el sexo salvaje

A mi chico le decía que salía con mis amigas, pero no pude esconder la realidad por mucho tiempo ya que no tardó en descubrir mi ropa interior toda manchada el olor de mi cuerpo. Terminé confesándole todo y a pesar de que estoy muy enamorada de mi chico evidentemente el puso fin a nuestra relación. Durante 4 meses me dediqué a disfrutar del sexo salvaje con mis nuevos amigos que solían ser 3 o 4 hombres y pasamos de vernos los fines de semana a vernos 2 veces semana. También tuve sexo con algún que otro ligue de una noche, estaba desatada sexualmente…

Un día me llamó mi ex pareja para hablar. Me preguntó por mi situación. Le conté la verdad y terminó pidiendo volver y aceptando mis nuevos gustos sexuales. Las primeras semanas fueron difíciles, pero actualmente soy feliz: vivo con mi amor y disfruto del sexo salvaje que tanto me llena. Actualmente mis amigos vienen a casa, a veces mi chico se une, otras hace de espectador y otras no esta presente. Soy muy feliz con la vida que tengo, teniendo sexo salvaje y disfrutando también mucho de mi sexo en pareja.

SI TE HA GUSTADO, COMPÁRTELO:
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on Facebook
Facebook
Share on Google+
Google+
Share on Tumblr
Tumblr
Pin on Pinterest
Pinterest
Email this to someone
email

Se trata de una persona anónima. Puede ser un chico o una chica, de cualquier edad que no ha querido dejar ningún método de contacto y ha querido contar su experiencia sexual o aportar fotos y vídeos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *