Saltar al contenido
Hola invitado, Acceder | Ayuda |
Ganar dinero con Bitcoins y criptomonedas

Mitos sexuales que el porno hace creer

Mitos sexuales que el porno hace creer

Muchos adolescentes han crecido pensando que lo que ven en televisión sobre sexo, es real. Y no es así. Hay muchos mitos sexuales que el porno hace creer. Pero son eso: mitos. No es verdad todo lo que puedas ver en la pornografía, aunque mucha gente piense que sí. Descubre más sobre sexo con nuestra guía sexual.

El tamaño de los penes

Antes de comentar este punto, quisiera aclarar que la media española se sitúa en los 13 cm. Por lo cual, un pene de 20 cm, es un miembro descomunal. Nada que ver con la realidad. Incluso si tuvieras a penas 10 cm, no sería algo de qué preocuparse, ya que si hay hombres que tienen esa gran verga, también hay hombres que la tengan menores. La estimación de 13 cm es la media. De hecho el problema del micropene es cuando el tamaño baja de los 7 cm. Si no es así, no debes ni avergonzarte. Pensad que los consoladores y las películas porno son pura ficción. Vemos hasta parodias pornográficas de los Pitufos XXX, por tanto nunca se deben tener en cuenta. Aunque sí se pueden adquirir para disfrutar en la intimidad, como así se ofrece en muchos Sex Shops: https://www.vivesexshop.com/es/adoravibe-lilly-mini-vibrador-azul-p28801

Los cuerpos de los hombres y las mujeres

Estamos acostumbrados a ver en el porno hombres musculosos y mujeres con generosas curvas. Sin embargo, sólo tienes que entender que la mayoría de estos actores son a la vez modelos. Superan muchos castings para aparecer en esas películas, ya que luego ganaran mucho dinero. Ni siquiera cuando ves un gordito teniendo sexo con una mujer bella, suele ser habitual. En el porno habitualmente se exageran los rasgos, ya sea para bien como para mal. Incluso, si se busca un hombre peludo, éste suele tener un volumen de pelo superior a lo normal. Por tanto los cuerpos que veis en pantalla no es lo que tenéis que tener vosotros. Están escogidos entre muchos, en los castings porno. Y destacar que los kilos de más suelen ser más habituales de lo que creéis.

Mitos sexuales que el porno hace creer

La facilidad del sexo anal

Otro de los grandes bulos, o mitos sexuales que el porno hace creer, es la facilidad con la que un hombre penetra a una mujer por detrás. Ni que decir cabe que para que el pene se introduzca con tanta soltura, la mujer debe estar bien lubricada. En las películas porno no vemos esa lubricación previa que toda mujer tiene, tanto por vía anal como por vía vaginal. Pero existe. Y encima son persona acostumbradas y entrenadas en el arte del sexo anal, por lo que todavía les resultaría más sencillo que a una persona común. Hay ejercicios y prácticas que se hacen para estimular el ano y dilatarlo, empezando con consoladores especializados de menor tamaño.

Las mujeres no son fieras salvajes en la cama

Muchas veces cuando vemos porno, también vemos como las mujeres son poco menos que ninfómanas en celo. Esto no ocurre así en la vida real. Hay chicas que se avergüenzan de sus cuerpos, que tienen inseguridades sobre su capacidad para satisfacer a sus amantes, que sienten dolor… Las relaciones no son tan idílicas como las vemos en pantalla. Para ser buenos amantes debemos conocer, respetar y satisfacer las necesidades sexuales de nuestras parejas. ¡No todos somos iguales! Hay quienes les gusta que les azoten los cachetes, y a quienes lo odian. Pero lo que está claro es que el sexo nunca será tan fluido como en el porno, ya que en las pelis hay cientos de tomas y luego se montan las mejores. Esto también hace que los actores deban aguantar en posturas determinadas, sufriendo incomodidad y disfrutando poco. ¡Acaba siendo un trabajo de interpretación!

Mitos sexuales que el porno hace creer

No se eyacula tanto

Tanto en la eyaculación masculina, como en la femenina, en muchas ocasiones la cantidad de fluido dista mucho de la realidad. Y es que hay veces que se prepara un líquido semejante al semen, para hacer ver al espectador que la actriz porno ha quedado bien manchada de semen. Esto es uno de los mayores mitos sexuales que el porno hace creer, ya que los faciales son una de las escenas más buscadas. En la realidad el hombre suele echar unas gotas después de correrse Esto no resulta un problema, porque una sola gota contiene millones de espermatozoides que no tendrían problema en fecundar un óvulo. Se puede eyacular más cantidad, pero nada que ver con calidad. Incluso la mujer a veces no llega a echar un fluido, incluso llegando al orgasmo.

La chica no tiene que tragar… ni poner la cara

Y por último quisiera aclarar que uno de los mitos sexuales que el porno hace creer más extendidos, es la disposición de la mujer. Hay como unos tips establecidos, que se suelen dar sin ni siquiera preguntar. Hablamos de que cuando una chica hace sexo oral, lo normal es que se le eyacule en la boca, o que el hombre se masturbe en su cara. Son tendencias sexuales que se hacen sin más, cuando las mujeres debemos poder elegir cómo nos gusta acabar. Ahí es donde se aprecia el machismo en el sexo y en el porno. Pero no debe ser así. Las hay que no les gusta el semen, o quieren acabar pringadas, o no les gusta el saber. Conocer, respetar y complacer son las tres bases en la que se debe formar cualquier relación. Al igual que hay personas que no son machistas y no hacen estas prácticas sexuales, también hay porno respetuoso con las mujeres. ¡No caigamos en la trampa de condenar a todos por igual!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *