Saltar al contenido

Perdiendo el control

Perdiendo el control

Perdiendo el control es una película erótica de 1998. Cuenta la historia de una mujer divorciada que tiene una aventura con un misterioso hombre, del que no conoce ni su nombre. Contratará a un detective privado para descubrir su identidad.

Créditos de perdiendo el control

  • Título original: Losing control
  • Año: 1998
  • Duración: 93 minutos
  • País: Estados Unidos
  • Director: Julie Jordan
  • Guión: David Keith Miller
  • Reparto: Kira Reed Lorsch, Doug Jeffery, Anneliza Scott, Clay Greenbush, Jennifer Ludlow
  • Género: Thriller, romance, misterio, erótico
  • Puntuación: 4,7 puntos

Argumento de Perdiendo el control

Una escritora llamada Kim Ward (Kira Reed) sufre un bloqueo. Conoce a un amante misterioso (Doug Jeffery) del que no conoce ni su nombre. Su curiosidad irá en aumento hasta el punto de contratar a un detective privado, con el que también se acuesta, para descubrir la identidad de su misterioso amante. Al mismo tiempo los juegos sexuales con este desconocido cada vez serán más atrevidos y perversos.

Mi opinión sobre Perdiendo el control

Perdiendo el controlLa verdad es que a la hora de hacer la crítica de esta película he encontrado muy pocas páginas que hablen de ella para obtener información. Es por ello que teniendo en cuenta que se trata de una película desconocida creo que tiene una buena calidad. Se puede comparar a Instinto animal, aunque en esta ocasión tenemos más variedad de escenas eróticas junto con el planteamiento original y morboso. Tal vez le falte dramatismo a la hora de reaccionar los personajes a las diferentes situaciones al límite que se les plantea, ya que se centra en mostrar un buen número de escenas subidas de tono, pero de ser así estaríamos ante una de las mejores películas eróticas. Y por este motivo, al perder el control por parte de la protagonista con escenas locas de sexo, no termina de convencer.

La crítica de Perdiendo el control

Perdiendo el controlTenemos una película con misterio y romance, pero donde destaca especialmente es en lo sexual. La trama es interesante, aunque todo está centrado en el sexo. Y eso que al final tiene un episodio de violencia, pero no termina de encajar en la temática global. Otro aspecto a destacar es el título, encajando perfectamente en lo que se cuenta en la obra, la protagonista perdiendo el control en los brazos de su amante misterioso. Por cierto también hay una relación muy cercana al BDSM. Otro reclamo es el sonido, ya que se puede escuchar cada gemido, porque el clímax no es silenciado por la típica canción que parece sacada de una porno. Pero hay que llevar cuidado a la hora de adquirir esta película, porque hay versiones en DVD muy censuradas.

Sex shop
SI TE HA GUSTADO, COMPÁRTELO:
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on Facebook
Facebook
Share on Google+
Google+
Share on Tumblr
Tumblr
Pin on Pinterest
Pinterest
Email this to someone
email