Saltar al contenido
Hola invitado, Inicia sesión o Regístrate | Ayuda |

Perras furiosas

Perras furiosas

Perras furiosas, o Bitch Slap, es una película de acción, donde aparecen tres chicas muy sexys, con ropas muy provocativas. Estamos ante una obra de serie B, donde las tramas no tienen demasiado sentido, pero la sexualidad de las exuberantes mujeres rebosa por sus prominentes escotes.

Créditos

  • Perras furiosasTítulo original: Bitch Slap
  • Año: 2009
  • País: Estados Unidos
  • Duración: 109 minutos
  • Género: Acción, erótico
  • Director: Rick Jacobson
  • Reparto: Julia Voth, America Olivo, Erin Cummings, Michael Hurst, Ron Melendez, Minae Noji, William Gregory Lee, Kevin Sorbo, Dennis Keiffer, Lucy Lawless, Renée O’Connor, Zoe Bell, Scott Hanley, Debbie Lee Carrington, Mark Lutz, Robert Mammana

Argumento de Perras furiosas

Tenemos a tres chicas, muchas armas, sangre y un desierto. Julia Voth, Erin Cummings y America Olivo son tes muñecas adorables, pero psicóticas. Cada una de ellas tendrán sus propios planes, y en conjunto, para jugársela a una peligrosa banda criminal, en una orgía sexual de violencia y sangre. Recuerda por momentos a Fóllame.

Perras furiosas: Erotismo de serie B

Cuando vemos la película Perras furiosas, entendemos que todo lo que se muestra por pantalla es una puta locura. Tenemos violencia, sangre, erotismo, disparos… Ese es el resumen más aceptado. El guión no tiene ni pies ni cabeza, pero esa orgía de violencia, también se convierte en una orgía sexual, cuando vemos a las perras luchando con ropas super sexys, liarse entre ellas y ser las máquinas de matar más explosivas. Se nota que se realizó con muy poco presupuesto.

Perras furiosas

El entretenimiento de la acción más sexy

Lo más llamativo de Perras furiosas es la degradación femenina de las tres protagonistas. Ellas son el único entretenimiento de la obra, junto a la violencia sin sentido. Dentro de este sinsentido, la película divierte, aunque sea sólo a un público masculino. Las generosas curvas, las ropas mojadas, la escena del sexo lésbico y las bellazas peleando hasta la muerte son ingredientes peculiares para que una serie B no sea… tan mala. Y luego, hay ciertas sorpresas, justo a la estructura no lineal, que pueden hacer disfrutar al público menos exigente.

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Nota media: 0)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *