Saltar al contenido
Login | Registro | Ayuda |

Pídeme lo que quieras de Megan Maxwell

Pídeme lo que quieras

Hoy os traigo mi opinión sobre una trilogía que terminé de leer esta semana y de la que no os había contado nada, se trata de Pídeme lo que quieras, del autor Megan Maxwell. La trilogía está compuesta por tres novelas: Pídeme lo que quieras, Pídeme lo que quieras ahora y Pídeme lo que quieras o déjame.

Mi opinión sobre Pídeme lo que quieras

Para empezar el título de la saga me llamó la atención y por eso decidí empezar con la lectura, sabía que era una novela erótica pero esperaba algo muy diferente. Hay ya demasiadas novelas eróticas a día de hoy. Entiendo que la de E. L. James se puso de moda y descubrió un mundo de fantasías sexuales, pero muchos terminan cansados. Uno era bueno, dos también, pero cuando entras en una librería y hay veinte libros que hablan de lo mismo y terminan cansando. Creo que hay muchas más cosas sobre las que escribir y si una cosa tiene éxito es bueno aprovechar la oportunidad, pero cuando lees varias terminas diciéndote a ti misma que después de todo son todas iguales.

Quinatesencia: Gratis en Steam

Los personajes protagonistas

En este caso los protagonistas son Judith y Eric. Como puedes imaginarte, se conocen en la oficina porque ella trabaja en su empresa y él (por supuesto) es el jefe. Temaazo donde están: jefe guapo, malhumorado e impone mucho. Ha que reconocer que el personaje la chica es distinta y me gustó bastante. Judith tiene un genio y un carácter muy fuerte que siempre choca con Eric y que no deja que él conduzca ni que se acobarde, que estén bien colocados.

El tipo de fetichismo de Pídeme lo que quieras

En cuanto a las relaciones sexuales que encontramos en los libros, era algo que no esperaba y que ciertamente no me gustaba. No se trata de BDSM puro, como ocurre en  50 Sombras de Grey, se trata de que el chico tenga permiso total para elegir quién se acuesta con la chica. Y mientras un extraño se la tira, él la besa al tiempo que abre las piernas. El trío que se describe, en numerosas ocasiones, puede ser con una mujer, como con un hombre, o incluso con ambos al mismo tiempo. Mi cara al leerlo era una WTF muy grande. Entiendo que es algo que puede excitar, pero reconozco que no es habitual. En mi caso lo práctico, pero no tal cual está expuesto aquí.

Pídeme lo que quieras

Pídeme lo que quieras, primera novela

El primer libro fue el que menos me gustó porque aparte de que es un poco de los pequeños juegos típicos de ahora, sí y ahora que no terminan cansados, había partes muy aburridas que me hacían querer dejar el libro por la mitad, algo de lo que no soy partidaria. Otra cosa que me sorprendió del libro es que el protagonista es español y el jefe alemán, así que en el libro lo mismo te habla de Guadalajara o Asturias o Jerez y luego se va a Munich. Bueno, lo terminé y ahí fue cuando me enteré de que había otro y una vez que empecé la saga decidí terminarlo.

Pídeme lo que quieras, segunda novela

El segundo libro es básicamente la consolidación de la relación de los protagonistas. Van a vivir en Alemania pero los problemas no hacen más que aparecer o por personas ajenas a su relación o incluso por personas que influyen en el caso es que el tira y afloja vuelve de una relación basada en ella ni con usted ni sin usted que tiene que aprender a sobrellevar si quiere que vaya a algún libro. Lo bueno es que a partir de ahora hay personajes más sorprendentes que no lo hacen tan típico como el Dexter mexicano.

pídeme lo que quieras o déjame, tercera novela

El tercer libro es la consolidación total de su relación, pero de nuevo ven problemas. El hecho es que los tres libros me parecieron sencillos en cuanto a la trama. Algo que puedes ver en cualquier libro o película de amor. Todo comienza bien, hay problemas y al final se resuelven.

Algunas curiosidades

Algo que me volvió loco durante los tres libros y que me puso nervioso fue el exceso de ojú, ole y españoles típicos de Andalucía. Creo que es bueno incluir uno u otro porque la protagonista es jerezana, pero es insoportable. También que el libro incluya palabras como cuchufleta o churri fue insoportable porque siempre he odiado esas palabras con toda mi alma y me parecen la cosa más loca del mundo cuando quieres referirte a alguien que amas. Aunque es cierto que hay personajes que me hacen muy divertido como Raquel que me recuerda mucho a Soraya en Aida o Björn u otros que me proporcionan una parte muy querida como Norberto y Simona o Flynn.

En resumen, hay algunas cosas bastante buenas y otras que me hicieron querer dejar el libro, pero después de todo no es tan malo. Aunque después de leer tres trilogías eróticas creo que ya tengo suficiente y sobre todo, espero que dejen de salir una tras otra porque, créeme, tenemos excedentes. Y cuando lees tres o cuatro terminas pensando que casi siempre es con algunos matices breves.

A un gran costo, estos son los pros y los contras que obtengo, pero a pesar de todo no ha sido malo y es divertido de leer.

Si te ha gustado... ¡Compártelo!

 

Entra al grupo de Telegram ahora

Entra al grupo de Telegram para hablar sobre erotismo. Podrás hablar con profesionales como Lilith que te ayudarán con cualquier consulta que tengas, pero sobre todo entra a nuestro grupo de telegram para divertirte y disfrutar con nosotros. Además accederás a un sorteo de un pack de juguetes sexuales valorado en 100 euros. Te esperamos dentro 😈

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *