Saltar al contenido

Qué es la heterosexualidad

Qué es la heterosexualidad

Es la condición sexual que todo el mundo asume. Esta decisión debe tomarse a pesar de los tabúes sociales. La heterosexualidad es la condición sexual más común, en la que los hombres son atraídos por mujeres, y viceversa. Es natural sentir impulsos sexuales.

¿Cuando una persona es heterosexual?

Se dice que una persona es heterosexual cuando su respuesta sexual es la de sentirse atraído por una mujer. Obviamente, en caso de que consiga conquistar a la persona que le atrae, podría tener una relación sexual plena y satisfactoria. Eso es ser heterosexual.

Lo normal en la sociedad donde vivimos

La heterosexualidad es un término simplemente social, resultado de la respuesta sexual derivada de los estándares normales y correctos. Se explican por los orígenes del ser humano que los establecieron, fundamentalmente en sociedad. Pero en los tiempos donde vivimos, donde se quiere etiquetar todo, se considera que esta orientación sexual es la correcta y todas las demás perversiones sexuales.

Heterosexualidad

El milagro de la vida… gracias a la heterosexualidad

La heterosexualidad tiene un conjunto de reglas a seguir, creado a partir de una regla orgánica que logra esencial. Esta es la regla de la vida: cuando un esperma de un hombre encuentra un óvulo de una una mujer y nace el milagro de la vida. Por tanto esta es la orientación sexual básica, la que tienen la mayoría de las personas y por la que es posible reproducirse.

Las condiciones sexuales según la sociedad

Hay muchas variantes sexuales a la heterosexualidad, que la sociedad tiene mucho rechazo. Las mismas religiones condenan este tipo de conductas o deseos, que se salen de la norma. Existe la homosexualidad (cuando a una persona le gusta otra del mismo sexo), la bisexualidad (cuando una persona se siente atraída por ambos sexos)… y hay muchas más como la polisexualidad, asexualidad, autosexualidad… Ver diccionario sexual.

Heterosexualidad

En medio de la moralidad y el fanatismo, los estándares buenos y morales de las personas en general cambian. Ofrecen un camino hacia el reconocimiento de las orientaciones sexuales. Se reafirman mediante la comprensión de diferentes tipos de conexiones distintas de sexualidad. Podemos afirmar que vivimos en un mundo plural, con razones y principios que no son exactamente los mismos que los que se resuelven de manera efectiva.

Pero al igual que hay personas que aceptan todo tipo de ideas e ideales, hay otras que la rechazan. Se ha extendido un fuerte rechazo contra orientaciones sexuales alternativas y deseos sexuales que se escapan de lo común. Por ejemplo, la homofobia, que es el ejemplo más claro de repugnancia hasta ahora de los heterosexuales hacia los homosexuales.

SI TE HA GUSTADO, COMPÁRTELO:
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on Facebook
Facebook
Share on Google+
Google+
Share on Tumblr
Tumblr
Pin on Pinterest
Pinterest
Email this to someone
email

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *