Saltar al contenido
Hola invitado, Acceder | Ayuda |

Secreto 21 de Irene

Secreto 21 de Irene

Nos fuimos a dar una vuelta, me costaba muchísimo que ahora fuéramos sólo amigas, sin ese juego entre las dos, y esa idea me atormentaba. Notaba como un vacío en mi interior, que no podía llenar con nada y que no debía tratar de llenarlo…

En la piscina le presente yo a un amigo mío que se llamaba Alex y ambos se enamoraron y siempre estábamos de un lado para otro, ella era feliz y yo no, cuando nos quedamos solas ella me miró y me dijo.

Amiga: ¿Por qué siempre tienes cara de amargada?

Yo: Porque no soy feliz.

Amiga: ¿Y por qué no eres feliz, por que no tienes a Cameron?

Yo: Si ya lo sabes para que preguntas.

Amiga: Lo que necesitas es a alguien que exista de verdad y no estar pensando tanto en alguien que no existe.

Yo: ¿Para ti es fácil, eh?

Amiga: No hagas las cosas más difíciles, eso lo tienes que superar.

Yo: Vale lo superaré.

Mi sonrisa y mis palabras eran falsas, ella me había metido en este juego que ahora se había convertido para mí en un infierno y me había quitado lo que mas quería y ahora yo tenía que hacer lo mismo.

Cuando un día me quedé a solas con su novio le dije:

Yo: Tengo que contarte algo.

Novio de mi amiga: ¿Qué pasa?

Yo: Pero debes prometerme que no se lo vas a decir a nadie que te lo he dicho yo.

Novio de mi amiga: Prometido.

Yo: Tu novia te está poniendo los cuernos y se está aprovechando de ti. Ella me dijo que no lo dijera, pero es injusto y por eso quería que lo supieras.

Al pasar un buen rato vino mi amiga y fue a dar un beso a su novio pero él se levantó y la empujó.

Amiga: ¿Pero qué haces, por qué me empujas?

Novio de mi amiga: No vuelvas acercarte a mí nunca más, hemos terminado.

Azucena: ¿pero por que? ¿Qué echo?
Alex: ahora no te hagas la tonta que se te da muy bien.
Se fue y me abrazo llorando yo le decía que no llorara y su dolor aliviaba el mío.
Azucena: ¿pero que te ha dicho para ponerse así?
Yo: estaba muy serio, y me ha dicho que no sabía como cortar contigo por que se había enamorado de otra y lo ha hecho de la manera mas brusca para hacerte sentir culpable.

Amiga: No se puede confiar en nadie, menos mal que te tengo a ti.

Yo: Bueno a mí me vas a tener siempre, vamos a dar una vuelta para que te despejes.

Amiga: No, vamos a mi casa.

Yo: ¿Para qué? Va a ser peor, encerrarte no va a cambiar nada.

Amiga: ¿No te apetece jugar?

Yo: Mucho, pero me he mentalizado que ya no íbamos a jugar mas.

Amiga: ¡Pero si lo estás deseando!

Yo: Sí… Pero…

Amiga: Venga vamos.

Aquella tarde fue la mejor de todas, pero semanas mas tarde me fui obligada con mis padres de vacaciones y para mí era un infierno porque no podía verla, la llamaba todos los días por teléfono le mandaba mensajes y nos mandamos cartas. En la última que me mandó ella final ponía: “Cuando vuelvas tengo que hablar contigo urgentemente.” Yo me alerté y estuve dándole vueltas de lo que podía ser.

Cuando regresé de mis vacaciones la llamé y quedé con ella pero mi sonrisa se borró de mis labios cuando vio que no estaba sola…

Secreto anterior | Secretos de Irene | Secreto siguiente

¡No te pierdas!

Ver películas eróticas online Ver pack de fotos hot
Ver escándalos sexuales de famosas Ver películas porno online

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *