Saltar al contenido

Secreto 25 de Irene

Secreto 25 de Irene

En aquella semana me fui a otra ciudad y mi amiga se vino conmigo. Fue unos días especiales, porque después de todo lo mal que lo había hecho, seguíamos siendo amigas inseparables. Pero yo no lo valoraba y seguía a la mía…

Sex Shop de María Ramos

Cuando bajamos del coche llamé a mi prima pero no me oyó. Cuando me escuchó vino hacia a mí y nos subimos a casa de mi abuela. En el balcón oímos a su amigo que nos imitaba para llamar nuestra atención.

Amiga: Tía, tía, tía…

Yo: Ese amigo tuyo parece un loro, no se calla.

Pima: Es tonto.

Yo: Pero está buenísimo.

Prima: Prima a ti te gustan todos, además tiene 12 años.

Yo: ¿Y que?

Prima: Pues que pareces su madre.

Yo: A ti te gusta, eh.

Prima: Me gustaba, salimos desde pequeños y sólo nos dimos un beso.

Yo: ¿Besaba bien?

Prima: Sólo me dio un pico.

Yo: ¡Oh que desilusión!

Amiga: Pues compruébalo tú misma si tanto lo quieres saber.

Yo: Tía compruébalo tú.

Amiga: ¿A quién le mola a ti o a mi?

Yo: A mí.

Amiga: Pues entonces…

Abuela: ¿Qué hacéis?

Prima: Abuela, a mi prima se le ha ido la olla, le gusta el tonto.

Abuela: ¿Ese pesado? Anda ya, adolescentes que cabezas.

Yo: Yo voy a bajar.

Amiga: Pues yo voy detrás.

Prima: ¡Esperadme!

Yo: ¡Mamá ahora subimos!

Mamá: Vale.

Y bajamos corriendo a buscar al chico. Estaba nerviosa. Aunque fuera más pequeño que yo, nunca había estado con un chico y empezaba a tener ganas. Me daba igual si a ellas les parecía tonto, era muy guapo. Y seguro que besaba muy bien.

Secreto anterior | Secretos de Irene | Secreto siguiente

SI TE HA GUSTADO, COMPÁRTELO:
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on Facebook
Facebook
Share on Google+
Google+
Share on Tumblr
Tumblr
Pin on Pinterest
Pinterest
Email this to someone
email
Perfil de Irene

Hola amigos. Soy Irene, la de los Secretos de Irene. También podéis ver mi pack de fotos sexy de Irene. Y lo cierto es que tengo muchos secretos que revelaros. El último de ellos es muy, pero que muy fuerte. Todos ellos son reales, y al final del viaje de mi vida lo descubriréis todo. Y ahora os dejo que descubráis los secretos… de mi pasado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *