Saltar al contenido
Hola invitado, Acceder | Ayuda |

Secreto 26 de Irene

Secreto 26 de Irene

Nos bajamos y casi nos caemos por las escaleras de lo deprisa que íbamos. Abrimos la puerta y lo vimos; aunque fuera un crió a mí me gustaba. Lo veía tan tierno, tan inocente… ante mí. Y yo todavía no había estado con un chico de verdad.

Prima: Eh chico, te presento a mi prima y a su amiga.

Chico: Eh, ¿qué hay?

Nos presentamos, tanto mi amiga como yo. Estaba deseando saber si yo le gustaba.

Chico: ¿Qué edad tenéis?

Yo: Yo 16 y mi amiga 15.

Chico: Muy mayores.

Yo: ¡Que va! La edad no importa.

Chico: ¿Para qué no importa?

Yo: Eh…

Amiga: No le hagas caso esta zumbada.

Chico: Ya veo.

Nuestras miradas se cruzaban y yo sentía que el corazón se me iba a salir del pecho. Entonces se le acercó un amigo.

Amigo del chico: Eh máquina.

Chico: Hola.

Amigo del chico: ¿Sois nuevas?

Chico: Su abuela vive en el mismo bloque que yo.

Yo: ¿Enserio?

Chico: Sí, pero no te emociones.

Yo: Disculparnos ahora venimos.

Chico: no tardéis.

Yo: No si solo vamos a la esquina, tía es él:  ¡Cameron!

Amiga: ¿Tú estás ciega? Cameron está mas bueno que ese.

Yo: En la forma de hablar.

Amiga: claro por que Cameron se ha metido dentro de su cuerpo y lo ha dominado.

Yo: ¿Enserio? ¡Dios como mola!

Amiga: Cada día tiene mas pájaros… en fin.

Yo: ¿Cómo has dicho?

Amiga: no he dicho nada.

Yo: Vamos con ellos, esto va a ser emocionante.

Nos subimos a comer y le prometimos que luego íbamos a bajar. Durante la comida mi mente estaba pensando en él.

Secreto anterior | Secretos de Irene | Secreto siguiente

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *