Saltar al contenido

Secreto 26 de Irene

Secreto 26 de Irene

Nos bajamos y casi nos caemos por las escaleras de lo deprisa que íbamos. Abrimos la puerta y lo vimos; aunque fuera un crió a mí me gustaba. Lo veía tan tierno, tan inocente… ante mí. Y yo todavía no había estado con un chico de verdad.

Prima: Eh chico, te presento a mi prima y a su amiga.

Chico: Eh, ¿qué hay?

Nos presentamos, tanto mi amiga como yo. Estaba deseando saber si yo le gustaba.

Chico: ¿Qué edad tenéis?

Yo: Yo 16 y mi amiga 15.

Chico: Muy mayores.

Yo: ¡Que va! La edad no importa.

Chico: ¿Para qué no importa?

Yo: Eh…

Amiga: No le hagas caso esta zumbada.

Chico: Ya veo.

Nuestras miradas se cruzaban y yo sentía que el corazón se me iba a salir del pecho. Entonces se le acercó un amigo.

Amigo del chico: Eh máquina.

Chico: Hola.

Amigo del chico: ¿Sois nuevas?

Chico: Su abuela vive en el mismo bloque que yo.

Yo: ¿Enserio?

Chico: Sí, pero no te emociones.

Yo: Disculparnos ahora venimos.

Chico: no tardéis.

Yo: No si solo vamos a la esquina, tía es él:  ¡Cameron!

Amiga: ¿Tú estás ciega? Cameron está mas bueno que ese.

Yo: En la forma de hablar.

Amiga: claro por que Cameron se ha metido dentro de su cuerpo y lo ha dominado.

Yo: ¿Enserio? ¡Dios como mola!

Amiga: Cada día tiene mas pájaros… en fin.

Yo: ¿Cómo has dicho?

Amiga: no he dicho nada.

Yo: Vamos con ellos, esto va a ser emocionante.

Nos subimos a comer y le prometimos que luego íbamos a bajar. Durante la comida mi mente estaba pensando en él.

Secreto anterior | Secretos de Irene | Secreto siguiente

¡No te pierdas!

Ver películas eróticas online   Ver pack de fotos hot
Ver escándalos sexuales de famosas   Ver películas porno online
 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *