Saltar al contenido
Login | Registro | Ayuda |

Sexo en Navidades

Sexo en Navidades

Despu茅s de la fiesta de cumplea帽os de Daniel nos tocaba ponernos en serio con el curso. Pero aprovechamos para tener sexo en Navidades. Aunque estaba siendo m谩s f谩cil de lo que cre铆a en un primer momento no dejaba de ser un poco estresante dar lo m谩ximo de m铆 en todos los aspectos. No quer铆a perder ni un minuto con Mario, pero tampoco quer铆a dejar de lado los estudios. Cada vez ten铆a claro que quer铆a hacer arqueolog铆a y, aunque no tuviera mucha nota de corte, no quer铆a arriesgarme a quedarme fuera. Por su parte Mario no ten铆a esa presi贸n, quer铆a hacer ingenier铆a inform谩tica, por lo que con aprobar le val铆a.

Lo que me empez贸 a agobiar un poco es el hecho de que, al terminar el curso, cada uno 铆bamos a ir a una facultad diferente, 铆bamos a tener amigos diferentes, 铆bamos a tener vidas diferentes. Nacho me tranquiliz贸 un poco en ese sentido, podr铆a ser una oportunidad de lujo para probar cosas nuevas.

Durante lo que quedaba de trimestre nos pas贸 c贸mo al principio de curso, no qued谩bamos tanto como antes, al estar centrados en los ex谩menes, lo que nos permiti贸, cada vez que nos ve铆amos a estar m谩s 鈥溍眔帽os鈥. Nos pod铆amos tirar todo el rato que est谩bamos juntos, abrazados en la cama, sin hablar, sin hacer nada, pero sintiendo que est谩bamos ah铆, juntos y terminando con un polvo que poco ten铆a que envidiar con las mejores posturas que hab铆amos tenido.

Al llegar las vacaciones de Navidad pudimos quedar todo el tiempo que quisi茅ramos. En cierto modo, tanto Mario como yo quer铆amos seguir con la lista de deseos que realizamos en verano y que tanto nos motiv贸. Muchas de las posturas ya las hab铆amos hecho, pero las probamos de nuevo. Al estar casi sin quedar durante tres meses muchas de ellas las cogimos con m谩s ganas que la primera vez.

Sexo en Navidades

Al no estar en las comidas familiares de cada uno, aprovechamos para pensar en nuevas posturas y lugares para hacerlo. Se nos ocurrieron miles de sitios. Los cines estaban ya muy vistos pero un d铆a en un musical nos logramos meter en el backstage. Fue divertido estar por all铆. Pasamos desapercibidos entre tanta gente, nadie se dio cuenta de que un par de muchachos se hab铆a colado.
Fue tal la emoci贸n que nos cost贸 elegir sitio para hacerlo. Entramos en un camerino que parec铆a tranquilo y lo hicimos all铆 mismo. Fue tan r谩pido que nos dio tiempo a salir del camerino justo antes que entraran los cantantes a 茅l. Fue otro subid贸n, puesto que no nos dimos cuenta, debido a que tardamos en elegir sitio donde entrar, que ya hab铆a llegado el tiempo del descanso.

Aprovechamos ese momento para ver c贸mo era la vida detr谩s de los escenarios. Disfrutamos un mont贸n del ambiente. Nunca hab铆amos estado tan cerca de los actores y de saber qu茅 hac铆an cuando no estaban en escena. Fue tan divertido que cogimos ideas para futuras 鈥渁ctuaciones sexuales鈥; vestimenta, gestos, peinados,鈥 todo val铆a en nuestra imaginaci贸n.

Una vez empez贸 otra vez el musical, nos miramos con cara pilla y fuimos a otro sitio que hab铆amos descubierto para volver a hacerlo. En esta ocasi贸n duramos m谩s, sab铆amos que era muy dif铆cil que alguien nos viera. En cuanto terminamos nos fuimos por donde hab铆amos venido, y aunque se nos pas贸 por la cabeza volver a los asientos preferimos ir a cenar directamente, total ya nos hab铆amos perdido casi toda la actuaci贸n.

Sexo en Navidades

El musical nos proporcion贸 gran cantidad de ideas que quisimos poner en pr谩cticas antes de que tuvi茅ramos que volver a clase. Y as铆 se hizo. Muchas se realizaron, al menos las posturas. Pero el colof贸n fue en la cabalgata de Reyes. Yo sal铆a como paje del rey Gaspar por lo que le disfraz ya le ten铆a. As铆 que no se nos ocurri贸 otra idea que Mario se disfrazase de rey, aunque no fuera ninguno de los magos, y antes de la cabalgata lo hicimos con los respectivos disfraces en el propio local en el que ten铆amos las cosas. Fuimos antes de comer, con la excusa de ir preparando ciertas cosas para la tarde y antes de que llegaran los dem谩s nos vestimos y lo hicimos. Fue un momento muy divertido puesto que hicimos nuestro propio show al igual que vimos hacerlo d铆as antes den el musical.

Durante la cabalgata no me pod铆a quitar de la cabeza el peque帽o teatro que hab铆amos hecho antes de comer. Y entre una risita malvada s贸lo quer铆a que la cabalgata terminase para intentarlo de nuevo. Ya hab铆a quedado con Mario en un bar para coger fuerzas despu茅s de todo el d铆a liado, y con la ayuda de Nacho y sus amigos, volvimos a ir al local y quedarnos rezagados para hacerlo en la propia carroza, eso s铆 esta vez sin disfraces.

Angelus LLC: Servicios digitales para webmasters

Deja una respuesta

Tu direcci贸n de correo electr贸nico no ser谩 publicada.