Saltar al contenido

Una buena mamada: Consejos y riesgos

Tal vez quieras hacer disfrutar a tu hombre como nunca. Entonces te aconsejo apuntarte los siguientes consejos de cómo hacer una buena mamada, también conocida como sexo oral o un francés. Seguro que lo dejarás 100% satisfecho. Conviértete en una experta y disfruta del mejor sexo.

¿Debería gustarte?

Antes que nada aclarar que el sexo oral es tan lícito como cualquier otro tipo de sexo. Lo que hagas en la intimidad con tu pareja, no debe importarte la nadie. Por tanto, lo que hagas con tu pareja será siempre lo que te apetezca a ti, y lo que le apetezca a él. Puedes tener deseos escondidos, poco habituales en las relaciones sexuales. Si t pareja te quiere, los respetará y tratará de satisfacerlos. Uno de esos deseos puede ser, o no, el de hacer una felación. Realmente a muchas mujeres nos gusta, sólo que nos lo tenemos que guardar para no parecer un poco “sueltas”. Pero que no lo digamos abiertamente no significa que no nos guste. A mí personalmente me encanta. Pero cada persona es un mundo y puede que seas del tipo de chicas al que no le guste. Entonces, simplemente no lo hagas.

¿Cómo proponerlo a tu pareja?

Es algo que simplemente surge. Puedes hacerlo en la intimidad, después de los besos y las caricias que pueden dar lugar a los preliminares al sexo. Es una excelente forma de calentar y preparar la penetración. Puede que, como mujer inexperta, no sepas si el hombre va a eyacular, o sólo se va a calentar (como se está recomendado ahora). Pero es algo muy sencillo. Mientras lo haces notas su excitación. A partir de ese momento controlas la relación y puedes continuar para terminar, o parar cuando ves que está próximo a correrse. En cualquier caso puede ser una experiencia increíble, por sí sola. Hay mujeres que lo consideran uno de los grandes placeres del sexo.

Cómo hacer una buena mamada

¿Cómo hacer una buena mamada y dejar al chico flipado?

Esta es una de las grandes obsesiones que una chica puede tener. Muchas no se atreven a probarlo por miedo a no agradar a su pareja. Pero esto es un falso mito que hay que desmontar. Normalmente a los chicos les gusta, y mucho, cuando una chica se la chupa. Pero claro, hay que recalcar “normalmente” porque si se utilizan los dientes, se araña y se hace daño, evidentemente no gustará. Pero por ello vamos a dar una serie de consejos que no pueden faltan cuando te preguntes cómo hacer una buena mamada.

  • Toca el pene con delicadeza. Es muy sensible. Igual que puede producir sensaciones inmensas de placer, también es posible dañarlo con facilidad.
  • Asegúrate de empezar muy despacio y sube el ritmo poco a poco. Puedes empezar con una caricia, una leve masturbación, y luego acercar tus labios para acompañar la masturbación. Y ya por último, si te sientes cómoda, aparta tus manos y continúa con la boca.
  • Evita clavar los dientes. Al principio sólo tienes que besar y lamer. Eso también suele gustar mucho. Si quieres introducírtela en la boca, entonces evita el contacto de los dientes. Que sean tus labios quienes succionen y den todo el placer.
  • Mira a los ojos. Es algo que vuelve locos a los chicos. Cuando una chica, al mismo tiempo que se la mama, le mira a los ojos… es super excitante para ellos. Notarán como se calientan y quieren más.
  • Lame los testículos y toda la polla. No te centres sólo en metértela en la boca y meterla y sacarla, como si quisiera que te follara. Sácala de vez en cuando, juega con ella, busca otras zonas erógenas… La base del pene y los testículos suele gustar que se lama. Pero asegúrate siempre de empezar despacio y, cuando compruebes su placer, aumentar la intensidad.
  • Si quieres hacer garganta profunda (metértela hasta el fondo) pero te ahogas, entonces prueba a introducir el pene en tu boca un poco de lado. De esta forma sentirás que choca contra un lado (y no la garganta) y no te importará que empuje.

El semen… ¿dónde?

Melissa Roberts mamadaOtra de las dudas que toda mujer primeriza se plantea al hacer una buena mamada es dónde acabará el semen, si decide llegar hasta el final. A esta pregunta sólo tú puedes darle respuesta. Hay chicas que les da mucho asco y les piden a sus parejas que les avisen para no tener que saborearlo. Otras en cambio lo reciben en la boca, pero les desagrada el sabor y lo escupen. Y otras que lo tragan. O incluso las hay que lo quieren en la cara, pecho… La elección es de cada una.

Desde aquí decirte que los riesgos por tragar o no el semen no van más allá de practicar sexo oral. Existen riesgos si lo haces con una persona desconocida, no importa si tragas, escupes o te avisa. Y es que, aunque no tragues esperma, al chupar estás tragando líquido preseminal que contiene los mismos riesgos. Aunque el mayor riesgo está en el pene en sí. Pero si confías en tu pareja, entonces puedes hacerlo sin preocupaciones. Y trágalo sólo si te apetece.

¿Te tienes que preocupar de los riesgos?

Evidentemente si no conoces a la persona a la que le estás haciendo la mamada sí. Hacer sexo oral puede contraer enfermedades. Y en muchas ocasiones tu pareja puede verse aparentemente sana, y después estar infectada de algo. Por tanto, si estás con un desconocido utiliza condón. Aun así no es un método 100% seguro, pero te evitará la mayoría de los problemas. Cuidado, entramos en temas delicados. Por ejemplo si la persona tiene ladillas, te las contagiará uses o no protección. Y además la goma siempre tiene un riesgo de romperse, especialmente si se utiliza con mucho énfasis. Pero con un buen uso y salvado este último problema, puedes hacer una buena mamada con seguridad.

Si tienes pareja y confías en él, la cosa cambia. El semen en la boca no tiene riesgo de embarazo, por lo que en ese caso te puedes olvidar de los riesgos. Y como las enfermedades de transmisión sexual no se originan del sexo, también estarás segura en ese aspecto. Cuando las dos personas están sanas, no hay nada que temer. Adelante.

SI TE HA GUSTADO, COMPÁRTELO:
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on Facebook
Facebook
Share on Google+
Google+
Share on Tumblr
Tumblr
Pin on Pinterest
Pinterest
Email this to someone
email

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *