Saltar al contenido

Vender la virginidad

Vender la virginidad

Desde hace un tiempo estamos escuchando noticias sobre chicas que deciden vender la virginidad. Lo hacen, evidentemente, por motivos económicos. Saben que muchos hombres pagarían una elevada cantidad de dinero por ello. Y deciden hacerlo. Aquí leerás información sobre el tema, beneficios y perjuicios.

Sex Shop de María Ramos

Vender la virginidad: ¿Merece la pena?

Antes de nada hay que aclarar que aunque lo hagan cada días más chicas, no por ello es algo que merezca la pena hacer. Cada persona tiene unos valores morales que pueden suponer un problema insuperable para continuar con la vida de forma normal, o simplemente una anécdota. Por tonto lo primero que tienes que pensar es como repercutirá en tu día a día. Evidentemente si te va a resultar muy difícil superarlo, no lo hagas ni por todo el oro del mundo. También tienes que pensar que tu primera vez siempre la recordarás y haciendo esto no guardarás el mejor recuerdo.

¿Cómo se vende la virginidad?

Hay muchos anuncios en Internet de chicas que ofrecen su virginidad al mejor postor. Ellas se ofrecen con fotos sugerentes, mostrándolo todo; o sexys tapándose la cara, par ano ser reconocidas. Esto aclara que las hay más extrovertidas, y las hay más tímidas. Pero lo que está claro que al vender la virginidad se gana mucho dinero. Los anuncios se ponen en páginas de anuncios o webs especializadas. Se hace una subasta, hasta que hay una oferta que nadie mejora. Entonces esa persona que ha ganado la subasta tendrá que pagar lo acordado y podrá tener una relación sexual con la chica subastada.

Vender la virginidad

Cuidado: ¡Os pueden engañar!

Lo cierto es que hay mujeres que sabiendo que pueden ganar mucho dinero, pueden tratar de engañar a los hombres que pujan por ella. Hay trucos para que al hacer el amor parezca que la chica es virgen. Incluso se puede reconstruir mediante una operación. Aunque claro, siendo así parcialmente se está estafando, porque lo que gusta a los hombres es la inocencia de las chicas, la timidez, hacer que descubra un mundo nuevo. Y de esta forma no se consigue este fin. Por tanto os pueden estafar. Evidentemente cuánto más joven sea la chica, más posibilidades hay de que sea virgen. Pero no siempre sucede así.

Las críticas sobre vender la virginidad

Hay muchas corrientes sociales que condenan estas practicas. Se ve peor incluso que la prostitución. Claro está, lo bonito en esta vida es entregar la virginidad al hombre que una quiera. Pero no siempre la vida es como nos gustaría o como planeamos, y en ocasiones surgen oportunidades que hay que tener en cuenta. También hay que ver el valor que tenga la virginidad para cada una. Hay que entender que muchas mujeres lo ven como lo más preciado que tienen, por eso se lo quieren entregar al hombre del que estén enamoradas. Pero muchas veces los hombres sólo buscan sexo y pueden sentirse engañadas, cuando después de hacer el amor cambian. O incluso hay chicas que pierden la virginidad montando en bicicleta. Por tanto teniendo todo esto en cuenta, es más el valor que se le da a ser virgen, que realmente el valor que tiene. A. esto sumado a que cada una puede hacer lo que quiera con su cuerpo. Por tanto nadie debería criticarla si una decide vender su virginidad, pero ante este mundo cargado de hipocresía, las críticas es lo menos que nos podemos esperar.

Vender la virginidad

Vender la virginidad… el primer paso a la prostitución

También hay que tener en cuenta que la chica que esté dispuesta a vender su virginidad está más cerca de dedicarse a la prostitución. Si lo pensamos fríamente supone prostituirse por un día y para entregar su cuerpo por primera vez. Por tanto, si la experiencia resulta positiva, es posible que quieran repetir. Claro está, no ganarán tanto dinero como al vender la virginidad, pero podrán seguir ganando dinero por tener sexo. El concepto viene a ser el mismo, aunque personalmente considero que la prostitución es rebajarse más. Se gana menos dinero y te ofreces a cualquiera que quiera pagar. En cambio, al vender la virginidad lo que haces es vender tu cuerpo sólo al que mejor pague. Una diferencia sustancial. Se encuentra más al nivel de esas chicas de compañía o prostitutas de lujo, que tienen relaciones con personas de un alto nivel económico. Pero al contrario que vender la virginidad, esto sí resulta más complicado encontrarlo.

SI TE HA GUSTADO, COMPÁRTELO:
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on Facebook
Facebook
Share on Google+
Google+
Share on Tumblr
Tumblr
Pin on Pinterest
Pinterest
Email this to someone
email
María Ramos

Siempre he sentido pasión por el erotismo. Pero no de una forma vulgar, sino desde la sensualidad y el deseo del buen arte. Y por eso hablo de todo ello en mis artículos. También cuento mis experiencias sexuales en Secretos íntimos y vendo material casero en mi Sex Shop.

correo María Ramos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *