Saltar al contenido
Login | Registro | Ayuda |

Visitor Q

Visitor Q

Visitor Q es una película erótica japonesa, de 2001. Una película de lo mas desagradable, con escenas de sadomasoquismo, maltrato, violación, incesto y hasta necrofilia. Menos mal que tiene comedia, porque sino estaríamos ante una obra de dementes y para pervertidos. Aquí la podéis ver online.

Telegram erotismosexual

Créditos

  • Título original: Bijitâ Q
  • Título en inglés: Bizita Q
  • Año: 2001
  • País: Japón
  • Duración: 84 minutos
  • Género: Drama, terror, comedia, erótico, cine dentro del cine, familia
  • Productora: CineRocket, Alphaville
  • Director: Takashi Miike
  • Fotografía: Hideo Yamamoto
  • Reparto: Ken’ichi Endô, Jun Moto, Fujiko, Ikko Suzuki, Shoko Nakahara, Shungiku Uchida, Kazushi Watanabe

Sinopsis de Visitor Q

Un reportero de televisión olvidado, trata de hacer un documental super realista sobre la violencia y el sexo. Para ello vive en una familia donde el maltrato, los abusos sexuales, el incesto y todo tipo de perversiones están a la orden del día. Él mismo tiene una relación de incesto con su propia hija y se excita de ver cómo a su hijo le dan una paliza. Todo ello sin que la cámara deje de grabar un sólo segundo.

Review de Visitor Q

Estamos ante una de las películas más desagradables que he visto. El nivel de crudeza supera incluso a la aclamada A Serbian Film. Aunque en esta ocasión se escuda en la comedia para llevar las escenas a un límite mayor de perversión. Pero pensándolo bien, esta obra tenía que existir. Puede que le guste a un público muy reducido y concreto, pero seguramente a esas personas les encantará. Hay muchas escenas sexuales, la cual más tórrida, desagradable y depravada. Pero a tal extremo llega, que se considera una obra de culto.

Visitor Q

Si por algo gusta Visitor Q es porque se asemeja a cuento cuento que habla de los límites morales, y de la decadencia de la sociedad. Nunca el ser humano había llegado a tal extremo, ni siquiera Pier Paolo Pasolini con la película más polémica de la historia: Saló, o los 120 días de Sodoma. Por tanto, ese límite de moralidad se sitúa esta película que es aclamada por una pequeña minoría.

Hay que tener en cuenta que existen las familias desintegradas de la sociedad, haciendo lo que le place, sin echar cuentas a ninguna autoridad. Lo vimos en La matanza de Texas, y a pesar de tener escenas que removían las entrañas, seguía siendo una joya del cine de terror. Lo vimos en Las colinas tienen ojos y otras tantas, que nos hicieron replantearnos nuestros gustos. Y ahora lo vemos en Visitor Q, donde el sexo y la violencia se fusionan para dar satisfacer a los más pervertidos. ¡Disfrutarla o no verla! ¡No hay término medio!

Angelus LLC: Servicios digitales para webmasters

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *