Saltar al contenido
Login | Registro | Ayuda |

Corridas en la boca

Corridas en la boca

A continuación vamos a hablar de un momento muy morboso de toda pareja: cuando llegan las corridas en la boca. Es un dilema de todas como terminar una buena mamada. Aquí hablaremos sobre ello, y de cómo ha impactado en el cine para adultos, hasta convertirse en una de las categorías más importantes de las mejores páginas web porno. Lo haremos a modo de guía sexual para chicas decididas.

El arte de las mamadas y cómo terminarlas

En otro artículo ya hablamos de Una buena mamada: consejos y riesgos. Resumiendo, las mujeres somos las que debemos elegir si hacer o no sexo oral, cómo hacerlo y… por supuesto cómo terminarlo. Y es que la forma de hacerla no resulta compleja, pero se puede acabar de varias formas: dejado que el chico eyacule fuera, que lo haga sobre los pechos o todo el cuerpo, sobre la cara… o sobre la boca. Las mujeres somos dueñas de nuestro cuerpo y nuestra voluntad, por lo que no debemos hacer nada que nos desagrade. En cambio a los chicos les puede causar mayor placer, cuanto mayor pervertido sea el acto. Y en esta ocasión vamos a centrarnos en cómo sería si fueran las corridas en la boca. Por supuesto debes estar convencida y saber que la pareja tiene una vida sexual sana.

Corridas en la boca

Chupando hasta el final…

Para empezar hay dos formas de llegar este final feliz. La primera de ellas y más limpia sería manteniendo la polla en la boca. Se sigue con la mamada, incluso cuando el hombre siente mayor excitación, hasta que llegue al clímax. Entonces notarás como el semen hincha la polla de vuestro amante, notando una agradable sensación en la lengua. Es el conducto inferior de la verga, que se llena hasta rebosar de esperma y luego sale por el agujero del glande. De esta forma no hay posibilidad de salpicar, ni manchar. Todo acaba en la boca. Puedes escupir la leche, o tragarla. Eso es a gusto de cada una. Si el amante es sano, no hay ningún problema, por si tuvieras dudas.

Esperar la eyaculación con la boca abierta

Otra posibilidad que hay para concluir una buena mamada, es esperar a que tu chico se corra sobre ti. Esto hay que saber hacerlo, porque si no queda un poco ridículo. Hay que mirar directamente a los ojos, sin parpadear, y jugar con lengua. Tu expresión debe excitar al hombre, para que pueda terminar agusto. En esta ocasión no se trata de que acabe en tu cara, sino en tu boca, sobre tu lengua. Luego, al igual que cuando chupas hasta el final, eres libre para acabar de la forma que quieras. Pero si usas esta técnica correctamente, volverás locos a los chicos, porque a la mayoría no hay nada que les excite más.

Encuentra follamigas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Completa la siguiente suma *