Saltar al contenido

El morbo de vender bragas usadas

El morbo de vender bragas usadas

Desde siempre a los hombres les han gustado las ropas íntimas de las mujeres. Ya sea verlas por debajo de la minifalda o colgadas junto a las demás prendas mojadas, siempre han sido un objeto de deseo. Uno de los grandes fetiches. Pero también existe el morbo de vender bragas usadas.

Sex Shop de María Ramos

El morbo de las bragas usadas

Como estamos explicando, el morbo de las bragas usadas tiene dos versiones: la del hombre morboso que disfruta con ella y la de las chicas morbosas que disfrutan vendiéndola. La primera de las dos es la más común ya que es un objeto fetiche desde siempre. Pero la segunda es la que recientemente se está poniendo de moda. El dinero que se puede ganar al vender bragas usadas ayuda a ello. Puede ser un negocio muy rentable, a la altura de los shows por Webcam, venta de packs o incluso escorts de lujo. Pero lo mejor de todo es que con este método las chicas se exponen mucho menos. Es un sector en el que las chicas exponen hasta donde se sienten a gusto, y no está sólo enfocado en los hombres. En la página web de Panty.com, se puede ver como muchas chicas cuentan sus experiencias, se abren a hablar de ellas y comentan que venden sus braguitas porque les excita. Está enfocado de una manera bidireccional.

¿Por qué da morbo comprar bragas usadas?

Lo cierto es que aunque sea algo común, no solía estar bien visto. Por ello Internet a ayudado a expandir este deseo. Una persona a la que le gusten las bragas usadas por chicas, puede comprarlas sin necesidad de pasar un mal rato. Pero sin embargo hay que reconocer que es un deseo sexual que no es para nada pervertido. Las mujeres tienen un olor corporal en sus zonas íntimas que ayuda causar excitación durante las relaciones sexuales. La naturaleza es sabia. Por ello que un hombre quiera sentir ese olor mientras se masturba no es algo que debería extrañarnos. También es común que las bragas usadas se las pasen por el cuerpo e incluso se las pongan. Tal vez esto último pueda parecer menos común, pero recordemos que esas bragas son la prenda más íntima de toda mujer y sentirla en su piel, o sobre ellos, puede causar una excitación especial.

Bragas usadas

¿Por qué da morbo vender bragas usadas?

También hay que reconocer que a las mujeres nos gusta sentirnos deseadas. Personalmente como mujer disfruto como otros hombres fantasean conmigo, ya sea viendo mis fotos íntimas, leyendo mis experiencias sexuales o tratando de conocerme. Las bragas usadas es uno más de esos juegos donde las mujeres podemos hacer valer nuestro poder sexual y disfrutar de ello. Y, como he dicho anteriormente, vender bragas usadas es una forma de sentir complacer ese morbo, pero sin exponernos lo más mínimo. Además, si a cambio dan un dinero, bienvenido sea. Yo misma en alguna ocasión he vendido mis prendas íntimas y me he sentido sumamente excitada. Me encanta saber que hay hombres que se excitan conmigo. Porque que alguien pueda masturbarse sintiendo mi olor corporal, mis jugos vaginales e incluso los fluidos de la eyaculación me da la vida. Claro está que el sexo tiene muchas formas y cada uno de vosotros debe buscar la que más le guste. Y las bragas usadas puede ser una de ellas. ¿Te atreves a descubrir si es tu fetiche?

SI TE HA GUSTADO, COMPÁRTELO:
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on Facebook
Facebook
Share on Google+
Google+
Share on Tumblr
Tumblr
Pin on Pinterest
Pinterest
Email this to someone
email

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *