Saltar al contenido
Eros

Eros es una película que reúne tres mediometrajes eróticos independientes de Wong Kar-Wai, Steven Soderbergh y Michelangelo Antonioni. Cada historia está ambientada en una época diferente, con temáticas casi opuestas dentro del erotismo.

Créditos de Eros

  • Título original: Eros
  • Año: 2004
  • Género: Drama, romance, erótico
  • Duración: 104 minutos
  • Capítulos: El filo misterioso de las cosas, Equilibrium y La mano
  • País: Hong Kong
  • Director: Wong Kar-Wai, Steven Soderbergh, Michelangelo Antonioni
  • Reparto: Gong Li, Chang Chen, Robert Downey Jr., Alan Arkin, Ele Keats, Christopher Buchholz, Regina Nemni, Luisa Ranieri
  • Puntuación: 5,9 puntos

Argumento de Eros

Tres episodios sobre erotismo, la sensualidad y el amor.

El filo misterioso de las cosas: Una pareja se enfrenta a una crisis, ya que el marido le reprocha a su mujer el poco sexo que tienen y ella se enfada por el excesivo valor que le da a ese tema.

Equilibrium: Un ejecutivo tiene sueños eróticos con una mujer desconocida. Se lo cuenta a su psicoanalista mientras éste espía a una mujer por la ventana.

La mano: Un sastre se enamorada de una señorita… que acaba siendo una prostituta de lujo y deberá tirarse a la calle para conseguir clientes.

Mi opinión sobre Eros

Para empezar hay que dejar claro que se trata de tres historias eróticas independientes, de época. Pero no son historias normales, sino piezas escogidas con mimo, de temática libre de cada director. En especial destacamos la última de las historias, La mano, que tiene una puntuación por sí sola de 7,5. En cambio los otros dos bajan mucho el nivel. Por lo tanto es mejor valorar cada episodio también de forma independiente también.

El filo misterioso de las cosas

Eros

Lo cierto es que esta película parece más bien un homenaje al director de este capítulo Antonioni, que tenía 93 años y sería su última película. Se basa en un cuento que escribió el mismo director. Los protagonistas gesticulan mucho, discuten, casi sin decir nada. Sin embargo el sexo siempre está como telón de fondo. Aunque hay que reconocer que no tiene mucho sentido que la mujer no le guste el sexo cuando se pasea mostrando sus pechos con trasparencias. ¿Lo hace para calentar?

Equilibrium

Eros

Un ejecutivo aburrido de su trabajo y sin sexo, tiene sueños eróticos. Cuenta sus inquietudes a un desinteresado psicoanalista voyeurista, ya que está obsesionado con una chica que puede ver a través de la ventana. Esta obra acaba siendo aburrida, porque no habla de sexo en sí, sino de dos personas solitarias que no tiene sexo. Las mujeres que aparecen, por tanto, son meros deseos sexuales inalcanzables. Se puede entender como la reflexión del mundo materialista donde vivimos, donde prima el dinero por delante de las necesidades primarias de cada persona. Quitando eso no tiene ningún interés.

La mano

Eros

Y llegamos al último capítulo de Wong Kar-Wai. Posiblemente esta obra habría pasado desapercibida, si no fuera por esta pequeña obra de arte que cierra la trilogía. Una metáfora que trata sobre el amor imposible, entre una prostituta y su sastre. A través de recuerdos se cuenta relación de estas dos personas, que tiene una fuerza indescriptible. No muestra ninguna escena erótica, pero el erotismo está en la profundidad del relato. Es una obra maestra.

SI TE HA GUSTADO, COMPÁRTELO:
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on Facebook
Facebook
Share on Google+
Google+
Share on Tumblr
Tumblr
Pin on Pinterest
Pinterest
Email this to someone
email

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *