Saltar al contenido
Login | Registro | Ayuda |

Erotismo en la red

Erotismo en la red

Cierto es que hay personas a las que el erotismo en la red les resulta algo extra帽o. Incluso se piensa que es de mal gusto pero a ella le excitaba que cualquier hombre pudiera desearla. Te contamos el relato de una chica muy traviesa a la que el gustaba ver el deseo en la mirada de los hombres.

Chicas en tu ciudad

Era un d铆a cualquiera y ella estaba hablando por una aplicaci贸n para conocer gente con muchos hombres. Hab铆a de todo, pero a ella no le iba mucho que le dieran conversaci贸n, lo que buscaba ella era algo diferente, un hombre que la hiciera sentir mujer.

El hombre que le empez贸 a escribir le pidi贸 que pusiera la c谩mara para ver c贸mo se tocaba ella. Al mismo tiempo quer铆a decirle palabras groseras. As铆 que se dispuso a ello. Y all铆 estaba ella, con las piernas abiertas ense帽ando todo el co帽o mientras hac铆a que sus dedos recorrieran desde sus labios. Sus pechos con los pezones duros hasta su sexo.

A 茅l parec铆a excitarle mucho porque comenz贸 a pon茅rsele la polla dura, comenz贸 a acariciarse lentamente pero con agitaci贸n. 脡l no paraba de decirle que si estuviera all铆 le estar铆a comiendo toda la boca mientras la iba masturbando y meti茅ndole todos los dedos en las profundidades de su co帽o, en el erotismo de la red.

Ella empez贸 a excitarse mucho m谩s, se notaba c贸mo iba corri茅ndose de placer, se aceleraba su respiraci贸n. Para hacerlo todav铆a m谩s divertido cogi贸 uno de los vibradores que ten铆a en su caj贸n, se lo meti贸 en la boca mientras pon铆a cara de zorra. Lo pas贸 por todas partes de su cuerpo para finalmente introducirlo en su co帽o.

Gem铆a cada vez m谩s y m谩s fuerte, gritaba del placer de tener el vibrador en su vagina, se agarraba a sus pechos y se excitaba los pezones; 茅l cada vez comenzaba a masturbarse mucho m谩s y mucho m谩s fuerte, se pod铆a ver y notar como su semen iba cayendo lentamente en sus manos. Ella, al ver esto, se excit贸 mucho m谩s, se tumb贸 en la cama con el fin de que 茅l viera la profunda excitaci贸n que ten铆a. Ella no paraba de masturbarse, de lamerse sus flujos que le sal铆an del co帽o cada vez que se corr铆a y 茅l empez贸 a salpicar con todo su semen cada estancia de la habitaci贸n.

Erotismo en la red

A ella le pon铆a mucho que un desconocido le pidiese hacer cosas guarras tales como masturbarse ante la c谩mara, decirle groser铆as o bien que se masturbara mientras lo hac铆a ella. Esto le hac铆a sentirse la mujer m谩s deseada del mundo aunque s贸lo fuese durante un rato. Empez贸 a escucharlo jadear de una manera tan provocativa que ella no pod铆a parar de meterse los dedos adem谩s de su vibrador por el co帽o y se corr铆a una y otra vez, sin descanso, dejando mojadas las s谩banas.

Se encontraba super excitada y s贸lo quer铆a tener un orgasmo tras otro, sin importar gritar ni que los vecinos la oyeran. 脡l, tras todo esto, estaba con la polla muy dura y ya se hab铆a corrido muchas veces. Estaba super excitado. El pensamiento que le ven铆a a la mente era ir hacia d贸nde estaba ella para foll谩rsela con fuerza. Quer铆a lamerle cada esquina de su cuerpo. Todo ello empezando por su cuello y terminando por chuparle el co帽o y dejar que se corriera en su boca.

Ambos se encontraban ya alcanzando el cl铆max pero ella, en el erotismo en la red, que no se quedaba satisfecha con casi nada sigui贸 y sigui贸. Sigui贸 meti茅ndose los dedos en su co帽o, corri茅ndose una y otra vez. 脡l ya no ten铆a m谩s semen para echar y dej贸 toda la habitaci贸n con su esencia. Ella termin贸 de darse placer, se visti贸 y apag贸 el ordenador鈥 Hab铆a sido un gran d铆a.

Angelus LLC: Servicios digitales para webmasters

Deja una respuesta

Tu direcci贸n de correo electr贸nico no ser谩 publicada.