Saltar al contenido
Nathalie X

Nathalie X es una película erótica francesa protagonizada por Gérard Depardieu y Emmanuelle Béart. En ella una mujer que descubre la infidelidad de su marido, decide contratar a una prostituta para que se acueste con su marido.

Créditos

  • Título original: Nathalie X
  • Año: 2003
  • País: Francia
  • Duración: 100 minutos
  • Género: Drama, prostitución, infidelidad
  • Director: Anne Fontaine
  • Reparto: Fanny Ardant, Emmanuelle Béart, Gérard Depardieu, Judith Magre, Wladimir Yordanoff

Argumento

Catherine (Fanny Ardant) es una ginecóloga de mediada edad, que descubre que su marido (Gérard Depardieu) le es infiel. Entonces quiere vengarse contratando a una prostituta, Nathalie X (Emmanuelle Béart), de un nightclub.

Infidelidad y prostitución en Nathalie X

Me parece algo surrealista ver una mujer, herida en su orgullo, contratar a una prostituta para vengarse. Realmente no se ve de qué forma planea su venganza, y eso hace que la película no tenga todo el sentido que debería. Aun así se hace muy interesante porque la prostituta es enigmática y tiene una oscura sensualidad. Tal vez la vi previsible porque anteriormente había visto Chloe, el remake de 2009 con Amanda Seyfried como Nathalia X. Y encima el remake da un paso más allá, resolviendo la tensión sexual lésbica. Con todo tenemos una película muy morbosa y de una extraña fascinación.

Nathalie X

Cuando el erotismo está en lo que se cuenta

La película de Nathalie X no destaca por sus escenas eróticas, que también las tiene. Destaca por lo que le cuenta la prostituta a la mujer que la contrata, para que se acueste con su marido. Se trata de un morboso juego en el que ella, retorcida de celos, también disfruta. Nathalie describe cada encuentro sexual con todo lujo de detalles, consiguiendo que cada palabra suya sea un placer que la mujer no pueda dejar de escuchar. Siente el deseo de su marido en su narración. Piensa que consigue su clímax (lo que no consigue en la vida real), mediante esos relatos perversos. Que sean una infidelidad sólo contribuyen a acelerar las pulsaciones. Y, de esta forma, se ve seducida por la prostituta, a través de los relatos de sus encuentros con su marido. Una incongruencia cargada de morbo.

SI TE HA GUSTADO, COMPÁRTELO:
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on Facebook
Facebook
Share on Google+
Google+
Share on Tumblr
Tumblr
Pin on Pinterest
Pinterest
Email this to someone
email

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *