Saltar al contenido
Login | Registro | Ayuda |

París Distrito 13

PARÍS, Distrito 13

En París Distrito 13 llaman a los barrios de París «arrondissement», que se traduce como «distritos» burocráticos. Pero en francés suena muy sexy y excitante. Independientemente de lo que uno piense de Notting Hill el encanto del romance no se compara con la sexualidad de parís. París, Distrito 13 es una de estas películas románticas donde el erotismo toma la batuta en sexo (con) sentido.

Chicas en tu ciudad

Distintos nombres: mismo horizonte sexual

París, Distrito 13”, titulado Les Olympiades en francés, es un romance erótico de Jacques Audiard. ¿Porque nadie pone a este bebé francés en un rincón cinematográfico? Porque el erotismo manda. Basado en las historias cortas de Adrian Tomine, es un triángulo amoroso de personas vagamente conectadas. Los personajes son diversos (francés nativo, francés taiwanés y francés africano) que se conectan, follan y fallan. Ya saben: entran y salen.

Desigualdad de intereses

Desigual, en su mayoría unificado por escenas de sexo cargadas de erotismo, una partitura de ensueño. Audiard se luce. Paris Distrito 13 lleva mucho del estilo de «cuentos» en la narración. Pero el cineasta, tres coguionistas y Tomine los unen. Audiard crea una historia de amor en la era del sexo. Sexo, Tinder, «enganches» y todas las cosas de la vida moderna que los desconectan. Ante la vacuidad del mundo moderno: sexo poliamoroso.

Las grandes actrices

Emilie, interpretada por la recién llegada Lucie Zhany, es una operadora de un centro de llamadas. Como Maryline Dumot, la duendecilla taiwanesa-francesa de veintitantos años está segura de su arte de vender y de su atractivo sexual. Tanto la primera como la segunda están en un viaje sexual introspectivo. Lucie, en cambio, tiene la belleza sexual de una primeriza en sus deseos. París Distrito 13 es un recorrido al placer millenials.

El placer de saber lo que quieres

“Soy irresistible”, le dice a su nuevo compañero de cuarto/amante Camille (Makita Samba). El joven Emilie (Dumot) no se detiene ante su deseo más profundo. Y así lo ha demostrado. Camille puede llevar el nombre de una famosa cortesana francesa de la literatura. Pero no es solo un hombre de letras: es un profesor de francés que planea obtener un doctorado. Tiene apetitos sexuales que encontrará satisfechos en la joven taiwanesa.

París Distrito 13

Sin aspavientos

Emilie estaba buscando una compañera de cuarto para «una chica», pero cuando aparece el chico con el «nombre de la chica», ella lo acepta. En un instante, ella lo golpea con un «¿Cómo es tu vida amorosa?» sin tapujos. Él está golpeando la pelota de vuelta a Emilie a través de la red de manera que asegura que terminen alterando las sábanas. Sexo puro y duro sin compasión,

Brusca y directa

Es brusca, directa y alguien que sabe lo que le gusta sexualmente. Cuando su acuerdo de «compañero de cuarto» se transforma instantáneamente en algo coital, ella lo rechaza con un «Te estás enamorando de mí». Él es rápido con un «Voy a tener cuidado», pero ella es seria. No hay amor en el sexo francés. Aunque el erotismo tenga su cuna allá en París Distrito 13.

Contradicciones del amor millenials.

Te quiero lejos pero si te vas me vuelvo loca, básicamente. Y resulta que, cuando él restablece su distancia, ella es la que se vuelve celosa, insolente y «desagradable». Camille se muda y se muda con una profesora sexy (Oceane Cairaty) que ha tenido la temeridad de “llevar a casa” con él. ¡Pobre Emilia! No sabe qué hacer con sus sentimientos ante nuestro francés africano.

Nora: poniéndole picante y dignidad al sexo

Nora (Noémie Merlant) es una trabajadora sexual de Burdeos. Sus actuaciones en línea como «Amber Sweet» fueron un trabajo secundario. Pero a los 33, después de diez años en la firma de bienes raíces de su tío, está en París para estudiar derecho. París Distrito 13 da cabida a cualquier alma en busca de la reivindicación del sexo.

No es vejez: es experiencia

Sus compañeros de clase desdeñan al principio a esta «anciana». Pero algunos la reconocen. Ella se encarga de eso cuando se pone la falda y la peluca rubia de Amber para una fiesta universitaria. Su reconocimiento de «admiradores» conduce al ridículo, aunque implica que aún levanta pollas. Nora no será famosa, pero tiene sus encantos sexuales.

Vergüenza y nerviosa

Avergonzada y nerviosa, regresa al trabajo de bienes raíces, donde sorprendentemente termina trabajando con Camille. Incluso sin conocer su pasado, está destinado a descubrir si su atractivo sexual era estrictamente una cosa en línea, o si su hermosa colega es un alter ego desinhibido como su.

Veremos su vuelta al sexo virtual

¿Y en qué gasta sus comisiones? Nora sabe cómo vivir la buena vida. Volvió a al sexcam en línea. Nada como volver a tu antiguo hogar donde todos te conocen y respetan. La «nueva» Amber (Jehnny Beth), una mujer a la que le revela sus secretos y que le revela sus secretos a Nora… por una tarifa.

Mejores Escenas: Nora

Las escenas de Nora son toda una pasada y una gran fuente de excitación. Creemos que es el toque en blanco y negro, además de la escena interracial, la que le da la chispa. Su cuerpo, sus curvas naturales no plástica, su ingenuidad la que da el placer de observarla follar. Le comen el coño, le cogen por detrás y la hacen gemir increíblemente. Un 10 de 10 esa escena

Mejores Escenas: Emilie

Es su diversidad cultural la que nos atrapa desde el primer momento. Un cuerpo voluminoso como el francés con una piel de seda taiwanesa es la que nos excita. No solo es su gran cuerpo natural lo que nos impresiona: es su uso. Con sus kilitos de más en la barriga, y nalgas pequeñas, esta actriz se come el premio gordo. Literal se lo come. Follar con ella debe ser una maravilla en París Distrito 13.

Mejores Escenas: Amber y Stephanie

Aquí nos vislumbramos dos hermosas milfs de la vida cotidiana en Paris Distrito 13. En primer lugar esta Stephanie muestra un cuerpo hermoso con sus dotes africanos. Esas nalgas y pechos no son de perderse ni un segundo. Lástima que no dure tanto tiempo en cámara. En cambio, Amber es una actriz de trayectoria. Tiene un cuerpo espectacular y hecho venir a más de uno con ese gran monumento en el trasero.

París Distrito 13

Los desenlaces en París Distrito 13:

Nadie sale particularmente «feliz» en estas historias interconectadas. Camille, siendo literario, insiste en que el calor de la “primera atracción” se desvanece. Tal vez por ello se apresura a decirle a Emilie, al menos (entre sus conquistas) que “no quiero ser pareja con nadie. Pero la vida con sus libros de Rousseau parece vacía, al igual que las “reglas” infantiles de Emilie para sus relaciones amorosas.

Camille, el menos dotado psicológicamente

Aparte de las visitas a su padre recién enviudado y su aspirante a hermana stand-up, Camille es el personaje menos desarrollado aquí. Nunca estamos seguros de qué lo impulsa, aparte del cliché estándar de «hombres dando vueltas». Aunque no le den profundidad psicológica, si sabe llegar profundamente. Eso sí, no es el menos dotado de los personajes.

Nora y su papel

Nora es el tropo de «toda trabajadora sexual tiene una historia» modernizado para la era de la conexión a Internet. Ella, como Emilie, ha tenido algo que “atrofió” su crecimiento emocional. A diferencia de Emilie, Nora tiene un verdadero confesor, alguien ante quien desnudará su alma, a cambio de una tarifa. Por ello Nora reivindica el trabajo sexual en la película y le da significado.

Emille, la atacada emocionalmente

La vida interior de Emilie se vislumbra solo a través de su hermana cirujana. Esta es quien la juzga y deja pequeños indicios de que está en el espectro oculto. Al menos, en términos de señales sociales, tacto y ajuste emocional. A pesar de las insinuaciones de que es bastante inteligente, no termina de eclosionar como personaje. Aunque su cuerpo si hizo que más de uno tocara y viera su capullo.

Críticas aceptables

Audiard ha evocado una instantánea fascinante del amor en la era del sexo fácil y asistido en línea. Paris Distrito 13 se siente auténtico y, gracias a su entorno de ensueño, muy romántico. Solo pueden ser los asuntos en la Ciudad del Amor quienes nos muestren el erotismo. Ya sea que involucren cortesanas o estudiantes universitarios. No puedo decir que todo esto encaje tan bien como uno quisiera, pero el sexo en definitiva es brutal.

Profundidad de la psicología del personaje

No queremos decir que le falte personalidad a los personajes. Creemos que tienen una razón compleja de ser como son. Lo que nos llama la atención es como Audiard tiene inspiraciones un poco planas a la hora de escribir. Aunque menciona que Tomine es su mayor fuente de inspiración para los personajes, estos son planos. París Distrito 13 pierde calidad allí en donde otras películas ganan terreno.

En conclusión

Podemos conversar acerca de la experta cinematografía de Audiard y su excelente mirada para conseguir nichos. Pero sinceramente su elección de casting es otro nivel. Saben elegir los cuerpos que actuaran escenas sexuales cargadas de erotismo. No podemos negar que nos excitamos viendo París Distrito 13. Follando se llega lejos, y en parís es más cómodo.

Angelus LLC: Servicios digitales para webmasters

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.