Saltar al contenido
Login | Registro | Ayuda |

Sexo a cambio de vacaciones

Sexo a cambio de vacaciones

Hola amigos. Sé que llevo tiempo sin escribir en el blog, pero tenía ganas y aquí estoy. En esta ocasión os voy a contar una experiencia sexual que me ha pasado recientemente. Se trata de sexo a cambio de vacaciones. Os cuento mis secretos íntimos.

Resulta que estaba en casa, aburrida y pensé: «por qué no irme de vacaciones». Pero claro, con poco dinero y mi hijo conmigo pues resulta un poco difícil. Sin embargo soy experta en buscar nuevas aventuras, así que me metí en el chat. Empecé a hablar con gente. En principio sólo estaba entreteniéndome un rato, intercambiamos impresiones y tanteaba el asunto. Hasta que finalmente encontré a un hombre de unos 55 años que vivía solo cerca de la playa. La conversación fue muy bien. Nos entendimos de cine y nos gustamos. También hablamos un poco de sexo. Tenía ganas de desmelenarme, ya que llevo un tiempo sin hacer nada. Así que acordamos pasar unos días juntos.

Fueron a penas 3 días, pero muy intensos y lo pasamos muy bien. Tenía una casa de campo muy tranquila y espaciosa, donde nos encontramos muy a gusto. Estábamos los tres, en la playa y luego tomando algo en un chiringuito. También fuimos a ver un centro comercial, donde nos compró algún regalo a mi hijo y a mí. También comimos muy bien. Nos llenó la mesa de comida, para comer y para cenar. Ya por la noche, cuando mi hijo dormía, sacó un poco de alcohol y tomamos un poco. Poco a poco se fue acercando a mí y tocándome. Cosa que me encantó. Me puso a mil. Y quise más…

sexshop de ErotismoSexual

Disfruté mucho del tacto de sus manos, pues lo hacía con mucha suavidad. A pesar de que físicamente no era mi tipo, me hizo gozar mucho y disfruté como hacía años no disfrutaba. Desde lo del coronavirus no había quedado con chicos, pero estos momentos de sexo a cambio de vacaciones me hizo volver a sentirme mujer. Sus manos me recorrían las caderas, los pechos y todo. Yo me dejaba, por supuesto, pero además cada roce me hacía elevar la temperatura de mi cuerpo. También ayudó mucho que me hiciera una buena chupada de coño. Hasta que no pude más y me lancé contra su polla.

La mamada fue algo distinto. No la tenía muy grande. Le pedí que me cogiera de la cabeza y me empujara, pero como no la tenía grande, no me terminaba de llenar la boca y no lograba sentir su excitación. Y eso que lo busqué, ansiosa, deseando repetir ese placer que noté durante mi primera mamada. Pero no hubo forma. Me gustó, volver a tener una polla en mi boca, la saboreé, la masturbé con la mano y la absorbí con gusto. Pero necesitaba esa chispa que me hiciera volver a sentirme como una perra.

Sexo a cambio de vacaciones

Pero vaya si lo consiguió. Me pasó un dedo húmedo por la raja del culo y ¡qué bueno! Todavía empecé a sentir más deseo. Me puse a cuatro patas, ya que como la tenía pequeña esperaba que me diera ese gusto por detrás. Así fue. Me metió su miembro en mi culo y empecé a sentir ese contoneo tan excitante de la penetración. Lo hizo sin condón, (ya que me hizo confiar en él) lo que me hizo sentir la polla dentro de mí sin barreras. Gocé como una perra, como la puta en celo que llevo dentro. Moví mis caderas acercando mi trasero a él, cada vez con mayor intensidad.

El hombre me agarró de la cintura y, según iba excitándose, empezó a embestirme con mayor intensidad. ¡Madre mía como me gustó! Seguí disfrutando de su pene, de sus embestidas, disfrutando de esa follada, hasta que se vino en mí. Noté el semen caliente chorreando por el agujero de mi ano. ¡Menudo deleite! Fue una experiencia super placentera, que recordé posteriormente cada vez que me masturbaba.

Luego ya no tuvimos más sexo. El hombre ya se sintió satisfecho con esa noche de lujuria y la noche siguiente, aunque nos magreamos, no tenía ganas para volver a repetir. Yo por mí sí hubiera repetido, ya que me gustó mucho. Pero también era tarde y aunque intentamos hacer algo, ambos nos quedamos durmiendo haciendo un 69. Fue gracioso. Y nada, nos dormimos, pasamos la siguiente mañana allí y después de comer nos acercó a casa. Y con muy buen sabor de boca… ¡Espero repetir el sexo a cambio de vacaciones!

Si te ha gustado... ¡Compártelo!

 

Entra al grupo de Telegram ahora

Entra al grupo de Telegram para hablar sobre erotismo. Podrás hablar con profesionales como Lilith que te ayudarán con cualquier consulta que tengas, pero sobre todo entra a nuestro grupo de telegram para divertirte y disfrutar con nosotros. Además accederás a un sorteo de un pack de juguetes sexuales valorado en 100 euros. Te esperamos dentro 😈

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *