Saltar al contenido

Sexo a escondidas

Sexo a escondidas

Con esta chica tuve muchos encuentros y os voy a contar el primero de todos. Espero que OS guste. Os invito a leer mi experiencia, comentarla y disfrutar con cada detalle que expongo a continuación. Empecemos.

Sex Shop de María Ramos

Todo empezó un día que me toco ir a ayudar a mi cuñada a lavar cabezas y echar tintes. Allí trabajaba una chica empleada por ella, que tenía pareja. Todo empezó que nos conocimos y hablábamos mucho. Días y días hablando y cada vez que hablábamos la conversación subía de tono… hasta el punto de hablar de todo, incluso de sexo. Así que un día una cosa llevó a la otra y empezamos a enrollarnos… y bueno decidimos de hacerlo por las ganas que nos teníamos.

Sexo a escondidasQuedamos en casa de una amiga suya, que por cierto también me ponía, y se lo decía Jejeje pero nunca llegamos a hacer nada con ella. Bueno volviendo al tema llegamos a casa de su amiga. Nos enrollamos en el salón y me dijo “vamos a la cama” y fuimos. Allí nos desnudamos y bueno con la persiana bajada porque era rellenita y no le gustaba que la vieran. El caso es que empezamos a besarnos.

Le comía todo. Sus tetas que eran súper grandes y hacían que me palpitara el pecho de las ganas que tenía. También me puse cachondo perdido. Ella lo notaba porque enseguida me la tocó… con pasión y esas uñas que tenía me acariciaba mis huevos. Como teníamos tantas ganas se tumbó en la cama con las piernas abiertas y me cogió de la mano. Me tumbó encima de ella y la cogió y se la metió. Todo muy sexy porque me lo decía y yo sólo pensaba en meterla suavemente y así empezamos.

Sexo a escondidasDuramos 10 minutos. Hasta que se la sacó y le pedí que me la chupara y me la chupó. Era curioso porque siempre fue así: diez minutos me la chupaba y seguíamos más tiempo..después de chupármela se puso a cuatro patas y seguí follándola. Siempre por delante puesto que le daba miedo por detrás. El caso que después de media hora o así nos corrimos. Ella primero y al decírmelo me éxito más y fue el empujón que me faltaba para correrme yo y así lo hice. Le pedí dentro y me dijo que sí. Y así fue, ella notó el jugo caliente dentro de ella y me lo dijo.

Desde ese día repetíamos no tan a menudo, puesto que tenía pareja y lo teníamos que hacer a escondidas de su vida y la mía. Este es mi relato. Espero que os guste. Con esta chica tengo mas historias, ya os las contaré.

SI TE HA GUSTADO, COMPÁRTELO:
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on Facebook
Facebook
Share on Google+
Google+
Share on Tumblr
Tumblr
Pin on Pinterest
Pinterest
Email this to someone
email

Se trata de una persona anónima. Puede ser un chico o una chica, de cualquier edad que no ha querido dejar ningún método de contacto y ha querido contar su experiencia sexual o aportar fotos y vídeos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *