Saltar al contenido
Hola invitado, Inicia sesión o Regístrate | Ayuda |

Un polvo con dominación

BDSM: Bondage, disciplina, sumisión y dominación

Un polvo con dominación continúa el relato de sexo salvaje con mi chica con regla. Te invito a disfrutar con esta experiencia real del colaborador Akira Gijón.

Al día siguiente nos levantamos los 2 sobre las 11 de la mañana. No teníamos ninguna obligación yo descansaba y ella también. Había dejado a sus hijas al cargo de sus padres. Nos dirigimos a la cocina para preparar café y desayunar. Yo como es costumbre duermo sin ropa interior y solo llevaba el pantalón corto de pijama de verano. Ella solo iba en ropa interior la braga faja había desaparecido y era un culote rojo y una camiseta de andar por casa.

Se puso a buscar dónde tenia el café y no se por qué empezó a buscar en todas las puertas de la cocina. Primero en la zona de arriba que casi no llegaba. Se ponía de puntillas para ver si la veía mientras se pavoneaba delante mía. Me estaban entrado una ganas de follármela allí mismo que no os lo podéis creer. Luego empezó por los armarios de abajo. No hace falta de ser muy listo para saber que me estaba provocando y mi polla ya estaba más que despierta.

En una de estas no aguante mas y me puse detrás de ella rozando mi polla contra su culo y le suelto un «necesitas ayuda». Ella sin mediar palabra se quito la camiseta y me suelta: «menos mal nene, pensaba q no ibas a hacer nada». Justo me dice eso y la pongo a 4 patas sobre el suelo de la cocina. Me quito el pantalón y le paso la polla por toda la boca. Ella se la intenta meter en la boca pero no le dejo.

A continuación le digo que ni se le ocurra moverse que vengo ahora. La dejo en la cocina a 4 patas, solo con el culote. Le exijo que no mueva un solo pelo, porque lo va a lamentar. Voy rápidamente a  la habitación y cojo mi cinto y me vuelvo a la cocina. Cuando vuelvo le digo muy bien zorra así me gusta que seas obediente. Me pongo detrás de ella y le digo q ponga las manos en la espalda , a continuación le ató las manos con el cinto y le hago que se levante. La llevó hasta la salita, yo detrás de ella observando bien su culo y cómo se mueve.

Cuando llegamos a la salita cojo un pañuelo q hay en el sofá  y le vendo los ojos y le digo susurrando al oído «vas a ser mía todo la mañana y voy hacer contigo lo que me dé la gana». Eso no sé si le puso muy cachonda o le dio miedo sabiendo cómo soy.

Lo primero que hago es cogerla y ponerla bien cómoda. La siento delante mía, y empiezo a comerle las tetas. Es la una de las partes que mas me gustan de su cuerpo. Gasta una 140 de tetas, muy buen puestas, naturales. Mientras me como una ayudándome con una mano, con la otra la empiezo a pellizcarle los pezones. Ella daba grititos se estaba ya poniendo en tono. Con la mano se me ocurre tocarle por encima del culote. Ya estaba mojada veía q la situacion de estar atada y sin visión ya surgía sus efectos.

Un polvo con dominación

A continuación deje de comerle las tetas y le dejo q me toque la polla. Ella me empezo a pajear bastante rápido y me buscaba para poder meterla en la boca pero no le dejé. Le dije que como buena zorrita que era, hoy iba a disfrutar de ella. Me la iba a follar a mi antojo y hacerle lo que me apeteciera. La iba a degradar lo que yo quisiera.

Hazto seguido le digo que se eche y le quito el culote. La dejo completamente desnuda ante mí y me quedo observando su cuerpo desnudo delante mío. Empiezo a pensar qué podría hacer y me acuerdo de su gran amigo Manolo. Debe ser el nombre del consolador mas común entre las mujeres jajajaj. Voy rápidamente a su habitación y lo busco. Sabía que estaba por su habitación. Cuando lo encuentro ella ya me estaba llamando. Tardé unos segundos en llegar y esperé algo más en contestar para hacerle pensar que estaba tramando. Luego empiezo…

Le pongo un condón al consolador y empiezo a ponerme la polla bien tiesa. Se la paso por la boca sin dejarla que se la meta y mientras le voy haciendo un dedo. Primero por encima de los labios mayores y menores voy introduciendo cada vez mas el dedo hasta llegar a su clítoris. Ella ya empieza a gemir de placer después de ese primer dedo llega un segundo y un tercero. Ya estaba chorreando entre el flujo que le salía y algo de sangre se puso el sofá guapo.

Me sigo concentrando en darle placer a ella suspiraba se movía y me decía en voz alta «hijo de puta dame tu polla que quiero sentirla dentro mía». Yo no le hacía caso. Cuando ya vi que estaba con un dolor de polla importante por la erección, sin previo aviso sustituyo el dedo q tenia en la boca por mi polla. Ella no se la esperaba y se la metí de golpe. No es  que sea muy grande pero si gorda. Empezó a atragantarse con ella metía y sacaba la polla llena de babas. Eso me ponía mucho.

Era una chupadora de pollas de primera. Se le veía por la venda que estaba llorando por la fuerza de mi polla en su boca. Estuvimos así 10 minutos tranquilamente, sacando y metiendo la verga. Me estaba literalmente follando su boca. Dejé que descansara unos minutos mientras empece a tocar todo su cuerpo, cara, pelo, tetas, culo etc… Me puse delante de ella justo, viendo su monte de Venus. Ese pelo pelirrojo que me encanta. Le quito el cinturón y le mando q se ponga a 4 patas. Ella obedece sin problema dejo el cinto cerca mío no vaya ser que lo vaya a utilizar, que lo voy hacer seguro.

Dominación, Bound (2015)

Cojo el consolador y empiezo a pasarlo primero por la boca para que lo lubrique bien. Ella en ese momento me dice que hago con eso y le digo que se calle que es mi zorrita y que yo mando. Ella calla sin rechistar, empiezo a pasárselo por el coño sin meterlo y ella diciéndome «fóllame ya cabrón necesito tener algo dentro ya». Yo sigo con mi juego alterno. El consolador con mi polla en la entrada del coño, noto que desprende un calor que me derrite. Ella en esos momentos no sabe con que lo estoy haciendo. En una de estas le meto entero el consolador entra con mucha facilidad. Es mas parece como si lo chupara.

Ella daba pequeños gritos de placer. Se movía para sentirlo más. Estuve unos cuantos minutos metiendo y sacando. En una de  se lo quito y meto mi polla por fin dentro de ella. Estaba encharcada por dentro. Sonaba eso como si fuese un charco. Me puse muy cachondo. Estando dentro de ella ella gemía sin parar disfrutando la penetración. Acto seguido, mientras sigo follándomela, le empiezo a meter un dedo por el culo y dilatándolo. Ella lo nota y me empieza a decir «sí cabrón fóllame el culo como tú sabes, destrozame».

Escupo para poder lubricar más el ano. Ya tenia metido el segundo dedo y ya estaba abierto para ser follado. Le dije que te voy a reventar el ojete y ella solo le faltaba dar palmadas con las orejas. Tenía ganas se le veía que quería que me la follara por detrás. No lubrique ni la polla, se la metí de golpe. Ella empezó con un leve quejido que se transformo en placer a los pocos segundos. Estaba dandole por el culo sin miramientos. Ella gemía como una loca. Yo estaba disfrutando el polvo muchísimo y ella también.

Cojo otra vez el consolador y se lo introduzco en el coño. Eso sí que no lo esperaba hasta el fondo y las piernas le fallaron. No notaba tanto placer con alguien así en tanto tiempo. Esta siendo penetrada por el consolador y por mí. Justo cuando le quito el pañuelo para que vea. Tenía los ojos en blanco estaba la muy guarra disfrutando aquello de sobremanera. Era un espectáculo. No parábamos de gemir ninguno de los 2. Yo seguía bombeando aquel hermoso culo que era todo mío, para mi uso y disfrute.

Ella apoyaba la cabeza sobre el respaldo del sofá y con cada embestida disfrutamos ambos. Estaba ya notando que me iba a correr. Vuelvo a coger el cinto y se lo meto en la boca como si fuese una yegua, para poder tener una buena eyaculación dentro de ella. La tiro más hacia mí y empiezo a correr dentro de su hermoso culo, saco la polla aun con restos de semen y veo como cae por su pierna le doy la polla para que me la deje bien limpia.

Estaba el sofá lleno de nuestros fluidos y nos quedamos los 2 echados en él y ella aun con el consolador puesto. Cuando lo quitamos empezó a caer ahí de todo. Después de este maravilloso polvo nos fuimos los 2 juntos a la ducha y dormimos el resto del día, haciendo el vago. Espero que os haya gustado. Me gustaría saber q os parece a todos los lectores un cordial saludo para ellos y un beso bien húmedo para ellas donde más quieran.

¿No encuentras lo que estás buscando?

Puede que lo que estés buscando no aparezca en este artículo. ¡No desesperes! Es posible que sí tengamos la película, la serie o la escena que quieres, pero no lo podemos publicar. Para ello te invitamos a contactar con María, la redactora, para preguntarle por ello. Te responderá en el menor tiempo posible.

CONTACTAR CON MARÍA RAMOS

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 1 Nota media: 4)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *