Saltar al contenido
Hola invitado, Acceder | Ayuda |
Ganar dinero con Bitcoins y criptomonedas

Bolas chinas

Bolas chinas

Bolas chinas, también conocidas como bolas de geisha o Ben Wa, son dos bolas unidas por un cordón. Se utilizan a modo de estimulante para la masturbación, introduciendo las bolas en la vagina. Entre bola y bola se genera un vacío que provoca un intenso placer en la mujer. Lo bueno es el choque entre ambas bolas, cuya vibración provoca sensaciones muy placenteras.

Bolas chinas y el placer de la mujer

Como hemos dicho anteriormente, las bolas chinas son un par de bolas unidas por un cordón, que se introducen en la vagina de la mujer. Es una forma diferente de masturbarse, ya que el choque de ambas bolas provocan unas sensaciones muy excitantes, diferentes a cualquier otro método de masturbación. Suelen ser de varios materiales, desde silicona, plástico, cristal o metal. Para los expertos se recomiendan de los dos primeros tipos, mientras los dos siguientes para las más expertas. Es una técnica para alcanzar el orgasmo tan famosa, que incluso hablaron de ella en la famosa película Cincuenta sombras más oscuras:

No debes confundirte. No basta con introducir las bolas chinas en la vagina. Por sí solas no hacen nada. Debes masturbarte y estimularte con ellas puestas, para que el roce de las bolas intensifique el placer y descubras los orgasmos inolvidables que estás buscando. Y es que el roce de las bolas en las paredes de la vagina consiguen una contracción que aumenta la sangre, los músculos y la lubricación. Todo esto hace que, unido, las sensaciones se intensifiquen, ya que el cuerpo se prepara mejor que nunca para ello. A continuación lo explicamos con mayor detalle.

¿Cómo utilizar las bolas chinas?

  • Antes de introducir nada: Masturbate a modo de calentamiento, siempre de forma circular. Localiza tu punto G y estimula con sensualidad. Utiliza lubricante agachada en cuclillas.
  • Introduciendo las bolas chinas: Una vez estés relajada mete sólo una de las bolas, muévela dentro de tu vagina y sácala. Repítelo varias veces, tanto con una bola como con la otra.
  • El clímax: Coge una de las bolas, introdúcela en tu vagina y, con la otra, métela y sácala. Ayúdate del hilo conector para ejercer presión hacia dentro.

Hazlo repetidas veces y con un poco de práctica te convertirás en toda una experta. Descubrirás una forma diferente para masturbarte, consiguiendo así sensaciones únicas.

Bolas chinas

Uso terapéutico de las bolas chinas

Antes de nada hay que reconocer que el uso de este juguete erótico puede resolver problemas de suelo pélvico a algunas personas. Pero debes de saber que en muchas ocasiones no funciona y puede llevar a una depresión incluso, porque en ocasiones no se pueden aguantar ni un minuto en la vagina. Si este es tu caso, no te frustres, ya que es algo bastante habitual. Tendrás que buscar la solución a tu problema de otra forma. Por ello recomendamos que consultes a un experto, ya que sabrá mejor que nadie cómo ayudarte. Y si no tienes ningún problema, entonces te animamos a utilizar las bolas chinas, ya que fortalece los músculos de esa zona íntima.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *