Saltar al contenido
Login | Registro | Ayuda |

Er贸tico fin de curso

Er贸tico fin de curso

La vuelta de vacaciones de navidad fue m谩s dura de lo previsto. 脡ramos conscientes de que hab铆a varios trabajos que entregar y ex谩menes a la vista pero no nos pens谩bamos que lo 铆bamos a llevar tan mal. El curso se estaba poniendo m谩s cuesta arriba, por lo menos para m铆. No quer铆a bajar mi media, sobre todo en historia. Por ese motivo tanto Mario y yo, aunque qued谩bamos para estudiar en la biblioteca o realizar alg煤n trabajo grupal nos empezamos a dar cuenta que la relaci贸n se estaba enfriando. Para solucionarlo tuvimos un er贸tico fin de curso…

Alg煤n fin de semana, que era cuando m谩s tiempo libre ten铆amos, qued谩bamos a solas, pero ya no ten铆amos esa ilusi贸n de seguir haciendo cosas de la lista que hab铆amos hecho durante el verano, ni mucho menos mejorar lo que m谩s nos hab铆a gustado. Ya era como que hab铆amos ca铆do en una rutina de vagancia de la que no quer铆amos salir.

Las vacaciones de Semana Santa no mejoraron la situaci贸n, alguna cosa de la lista s铆 que hicimos pero sin poner muchas ganas. Lo m谩s valiente que hicimos fue hacerlo en la cofrad铆a poco antes de que empezara a llegar la gente para prepararse para salir en procesi贸n. Muchos de las vestimentas y capuchones estaban puestos en maniqu铆es o estirados de tal manera para que no se arrugasen, por lo que el morbo estaba asegurado, es como si no estuvieran viendo. Pero la chispa que hab铆a antes no estaba, incluso los polvos de navidad en el teatro fueron mejores.

No s茅 c贸mo hab铆amos llegado hasta ah铆 tan pronto, al principio fue todo del color de rosa y poco a poco la cosa se fue desinflando, la llama se fue apagando. Me sent铆a frustrada, nunca hab铆a tenido una relaci贸n tan cercana. Tan 铆ntima con una persona y me daba un poco de v茅rtigo que eso se perdiera. As铆 que las broncas no tardaron en llegar, la historia de amor id铆lica se empez贸 a acabar.

Lo bueno es que despu茅s de la mayor铆a de las broncas, el polvo de reconciliaci贸n era mejor, lo hac铆amos donde pill谩bamos, en los ba帽os del instituto, en la biblioteca, en mi habitaci贸n con mi padre en casa,鈥 Cualquier sitio era bueno para hacer las paces.

C贸mo conseguir una vida sexual m谩s satisfactoria

 

Los ex谩menes finales llegaron y todo fue como estaba previsto, ten铆a suficiente media como para no agobiarme con la selectividad, aunque tampoco me pod铆a embobar. S贸lo quedaba el 煤ltimo empuj贸n de un a帽o complicado, de un a帽o lleno de retos y emociones por partes iguales.

Antes de eso, en la graduaci贸n todo fue de perlas, dejamos a un lado todas las diferencias que hab铆amos tenido. Sobretodo en el 煤ltimo trimestre para pasarlo bien, para disfrutar del momento. Y as铆 fue, nos lo pasamos a lo grande. Volvimos a retomar la lista y no se nos ocurri贸 otra idea m谩s que hacernos muecas de gracia y deseo mientras est谩bamos en la ceremonia del instituto. Una vez en el restaurante, como nos pusimos juntos, todo eran toques por debajo de la mesa o miradas de complicidad. Fue una noche fabulosa, sobre todo porque acabamos en casa de Mario haciendo el amor como si estuvi茅ramos en la piel de alguno de nuestros profesores. Y ya acab茅 durmiendo all铆.

Al d铆a siguiente fue todo m谩s f谩cil. Aunque estaba cansada del d铆a anterior, estaba motivada para afrontar los 煤ltimos d铆as de estudio para la selectividad. No fue dif铆cil concentrarse y memorizar todo aquello, pero la mayor parte de lo que ca铆a para el examen lo ten铆a reciente y lo que no pues s贸lo era repasarlo y enseguida se me quedaba de nuevo. Se notaba que, aunque Mario y yo hab铆amos tenido nuestros desencuentros, algo hab铆a mejorado la situaci贸n. Aunque muy a mi pesar este er贸tico fin de curso no iba a durar mucho.

Una vez terminados los ex谩menes y mientras esper谩bamos las notas de los ex谩menes, volvimos a la realidad. Al estar ya ociosos y con todo el tiempo del mundo, ten铆amos tambi茅n m谩s tiempo para pensar en lo que hab铆a pasado durante el curso. Hab铆a momentos muy bonitos que recordar, pero otros no tanto. Por eso el mismo d铆a que terminamos los todos los ex谩menes fuimos a tomar algo, al principio nos juntamos casi toda la clase, quer铆amos celebrar que ya est谩bamos de vacaciones 隆por fin! Ya pod铆amos dejar los libros a un lado durante todo el verano. Fue gratificante ver que el ambiente era muy bueno, incluso entre Mario y yo parec铆a que volv铆a aquella complicidad que ten铆amos cuando empezamos a salir y conocernos. As铆 que se aprovech贸 la situaci贸n. Y con esa mirada p铆cara de saber lo que estaba pensando el otro nos fuimos disimuladamente del bar. Acabamos en un local de unos amigos de Nacho, sab铆amos d贸nde estaban las llaves, las sol铆an esconder en el mismo sitio. As铆 que fue el lugar perfecto para bajar el calent贸n que ten铆amos y funcion贸, dejamos todo como lo hab铆amos encontrado y nos fuimos.

Angelus LLC: Servicios digitales para webmasters

Deja una respuesta

Tu direcci贸n de correo electr贸nico no ser谩 publicada.