Saltar al contenido
Login | Registro | Ayuda |

Expandiendo el imperio ruso con libertinaje

Expandiendo el imperio ruso con libertinaje

Este el relato er贸tico hist贸rico, con Catalina La Grande y Lilith, y la joya er贸tica que corresponde al collar de serpiente. Disfruta con la historia er贸tica donde podemos ver a Lilith expandiendo el imperio ruso con libertinaje. 驴Quieres revivir la historia? Esto es lo que ocurri贸… Pertenece a la reencarnaci贸n del pecado.

Quinatesencia: Gratis en Steam
 

Catalina y la lujuria del deseo

Catalina es la representaci贸n del poder y el liderazgo en Rusia. Aunque goz贸 de los placeres de varios amantes, ya ninguno la satisfac铆a… todos en su reino estaban en b煤squeda de algo que pudiera satisfacerla, pues sus apetitos eran peculiares y er贸ticos. Un d铆a recibi贸 la visita de un joyero que viajaba por el mundo comprando y vendiendo las prendas m谩s peculiares, ex贸ticas y m谩gicas. Al saber el apetito voraz de Catalina por sobresalir, no dudo en ofrecerle las mejores prendas.

Catalina escogi贸 las m谩s llamativas y costosas, sin embargo, el joyero de pronto le obsequio una caja de terciopelo rojo y le dijo que no lo menospreciara, pues la joya dentro de 茅l se jactaba de satisfacer a las mujeres m谩s poderosas que han existido y que pose铆a una magia que solo con ellas funcionaba. Por lo que ella no dudo en aceptarla con un poco de curiosidad en sus ojos.

Ya en sus aposentos, completamente sola, no dejaba de mirarse al espejo y examinar su cuerpo voluptuoso, dejando caer la poca ropa que la cubr铆a poco a poco. Recordando lo que le dijo el joyero, se acerc贸 a su peinadora llena de las mas finas joyas y diamantes donde destacaba una caja de terciopelo rojo. Se sent贸 lentamente, iluminada por los rayos de luna llena que entraban por su ventana. Decidi贸 abrir la caja con gran curiosidad y lo que encontr贸 fue sorprendente. No la asusto, le saco una sonrisa, paso sus manos por el fino collar de serpiente y paro al llegar a la cabeza donde con gran brillo resaltaban los ojos. Lentamente, la saco del estuche y lo colg贸 de su cuello dando una bocanada de aire, un suspiro lleno de deseo.

Catalina La Grande y Lilith

Sintiendo el fr铆o del oro en su piel, se extendi贸 un escalofr铆o por todo su cuerpo endureciendo sus muslos y contrayendo su vientre. Al mismo tiempo que sent铆a un 茅xtasis en su cuello que la hizo cerrar sus ojos, y abriendo sus labios se escap贸 un leve gemido. Se sinti贸 poderosa y excitada, tanto, que sin darse cuenta ya sus caderas empezaban a balancearse, sus manos bajaron inquietas hacia sus senos encontr谩ndose con duros y sobresalientes pezones, as铆 que los apret贸 fuerte para sentir el calor de sus manos juguetonas. La esencia de Lilith pose铆a cent铆metro a cent铆metro el cuerpo deseoso de la Reina.

Catalina entrando en 茅xtasis decidi贸 explorar su sexo ya h煤medo. Mojando por completo sus dedos, un calor se apoderaba de su cuerpo desnudo y expuesto a la luz de luna. Con la otra mano, agarraba fuertemente su peinadora, sosteni茅ndose y al abrir sus ojos vio su reflejo en el espejo, balance谩ndose, penetr谩ndose, pervertida, osada y detr谩s de ella, una mujer seductora de mirada hambrienta se acercaba lentamente vi茅ndola fijamente, caminaba meneando su cuerpo lleno de curvas, grandes senos redondos, abdomen plano, diminuta cintura y grandes caderas que contorneaban sus nalgas, s贸lo para susurrarle al o铆do: 鈥渆res fuerte, libre y deliciosa. Tengo el poder de satisfacerte como nadie lo har谩 mientras me uses y me alimentes鈥- pasando sus dedos por el cuello de catalina, excit谩ndola fugazmente, cu谩l devoradora.

-驴C贸mo? -Pregunto catalina ya jadeando.

A lo que Lilith le contesto lamiendo su oreja:

-C贸rrete para m铆.

Catalina explot贸 en un orgasmo sin fin dejando todas sus piernas y el peque帽o asiento mojado de fluidos y gritando de placer. Su cuerpo contorsionado y tembloroso no dejaba de sentir las palpitaciones dentro de su vagina. Los ojos de la serpiente brillaban con un rojo fuego jam谩s visto.

La perversi贸n descontrolada de Catalina

Desde ese momento, Catalina no pod铆a permitir que su Diosa no satisficiera sus m谩s oscuros y pecaminosos deseos. En secreto, mando a los mejores artesanos a crear instrumentos sexuales solo para ella. Falos de todos los materiales, tama帽os y texturas los cuales manten铆a en un cuarto privado, con una gran cama en el centro llena de sabanas de seda, almohadas de plumas y cortinas de encaje que daban la bienvenida a las noches de perversi贸n, lujuria pasi贸n y deseo que catalina ocupaba con sus amantes.

En los d铆as m谩s pesados y dif铆ciles expandiendo el imperio ruso con libertinaje, 煤nicamente pensaba en una cosa… su peinadora con el intocable estuche de terciopelo rojo y la invaluable joya org谩smica del pecado. Su desahogo sexual le aclaraba la mente para idear las m谩s precisas estrategias de dominio. Incluso, de nada m谩s pensarlo se contra铆a su vientre y lograba mojar su ropa interior.

Expandiendo el imperio ruso con libertinaje

Poco a poco, Catalina empez贸 a incluir a sus m谩s allegados s煤bditos para sus actos er贸ticos. Pensando que entre m谩s orgasmos, m谩s satisfecha estar铆a Lilith. Jugaba con velas sobre sus mujeres, usaba fustas, y por supuesto probaba cada uno de los grandes falos creados. Utilizaba su colecci贸n completa en una sola noche con las mas depravadas t茅cnicas y posiciones. Le encantaba el poder del collar y el roce alrededor de su cuello. Amaba sentirse perdida entre el 茅xtasis de su co帽o y los gemidos a su alrededor. Nunca antes sus pezones hab铆an estado tan erectos y duros. Como cuando sent铆an el fr铆o de la joya cerca de ellos, llev谩ndola a explorar todas las posiciones cu谩l adicta al sexo.

Los que participaban en sus noches de org铆as y tr铆os, nunca hablaban de lo que pasaba all铆 dentro. Pero descansaban hasta dos d铆as seguidos luego de que los ayudaran a salir de la habitaci贸n casi sin poder mover alg煤n m煤sculo de su cuerpo. Mientras Catalina cada d铆a era m谩s poderosa, fuerte, creativa y pervertida. Su alto 谩nimo y la influencia de Lilith en las noches m谩s oscuras la ayudaron sin duda. As铆 fue como acab贸 expandiendo el imperio ruso con libertinaje, con Lilith, apoder谩ndose de todo lo que tocaba.

Catalina La Grande: La reina pervertida

As铆 fue como Catalina La Grande, fue apodada la reina pervertida tras la segunda guerra mundial. Pues le rend铆a tributo a Lilith la diosa de la libertad sexual, el poder y la perversi贸n dentro de su cuarto er贸tico al que poco a poco fue decorando cada vez m谩s con artefactos y mobiliario forrado completamente de im谩genes y escenas pornogr谩ficas. Cuarto que mucho tiempo despu茅s, fue descubierto antes los ojos del resto del mundo. Provocando a los curiosos y llamando a nuevas aventuras a los m谩s osados y osadas en la b煤squeda de Lilith.

Entra al grupo de Telegram ahora

Entra a la comunidad de Erotismo Sexual en Telegram. Podr谩s consultar tus dudas sexuales, te divertir谩s y disfrutar谩s. Adem谩s en el grupo compartimos fotos y v铆deos que seguro te encantar谩n; y algunos contenidos de las reviews. Te esperamos dentro 馃槇 ENTRAR 馃槇

Deja una respuesta

Tu direcci贸n de correo electr贸nico no ser谩 publicada. Los campos obligatorios est谩n marcados con *