Saltar al contenido
Login | Registro | Ayuda |

Incesto en sueños

Incesto en sueños

Me atrevo a contar mi historia que con cierto temor comparto. La he titulado incesto en sueños y en ella os cuento una experiencia real que me dejó con ganas de más…

Resulta que yo vivía sola en la capital donde estudio una carrera técnica en un instituto privado, para ayudarme con mis gastos trabajo en mis horas libres. Mis días eran corridos y recargados generalmente en días de semana. En ese andar tenía días de clases de actividad física que me deja más agotada que otros días. En esos días por el mismo cansancio mi sueño era muy pesado y casi dormía sin cenar ya que me quedaba dormida en la cama queriendo descansar un poco.

Hubo unos meses que llegó de visita por trabajo un primo de mi papá que es 10 años mayor que yo, yo tenía 19, él era casado. Desde que llegó ese pariente cercano empecé a vivir y sentir cosas nuevas para mí. El no tenía dónde quedarse y mi papá me pidió si podía hospedarlo en el cuarto donde hay dos camas pero que solo están separadas por una cortina casi transparente.

sexshop de ErotismoSexual

Desde la llegada de éste tío se cortó un poco mi privacidad y para tratar de cuidarla yo salgo a cambiarme al baño cuando él está en casa, casi no hablábamos mucho. La principal situación que quiero compartir es que en las semanas últimas pasaron cosas que no sabía cómo tratar. Fue un incesto en sueños un tanto extraño.

Sucede que uno de esos días que llegué cansada por lo del trabajo y la actividad física en las clases como siempre hacia, me recosté en la cama. No me había bañado, estaba con la misma ropa de física: un short suelto y la camiseta. Él ya estaba en el cuarto cuando llegue. La luz estaba prendida hasta donde recuerdo. Al parecer me había quedado dormida y entre sueños me pareció tener una pesadilla porque me parecía ver todo oscuro pero como que algo detrás de mí como si fuera una cucaracha o una rata quería comerme o invadirme y mis manos no me obedecían y solo me sentía paralizada.

Cuando desperté al día siguiente no noté nada fuera de lo común. En otro día que también tuve actividad física me pasó casi lo mismo pero noté algo diferente. En está vez llegué, me bañé, comí algo me puse mi ropa de dormir y luego fui directa a la cama, pero para esto el ya estaba acostado en la cama, así que yo apagué la luz para descansar y sentir ese incesto en sueños.

Incesto en sueños

No sé cuánto habría dormido cuando de repente volví a pasar la experiencia anterior. En medio de la oscuridad sentí que algo había detrás de mí, sentí que mi vagina y mi ano estaban un tanto humedecidos. Pero estaba vez no parecía una pesadilla sino algo más real pero que igual no podía reaccionar. Me parecía sentir unas manos que me tocaban. Luego unos dedos que se hundían en mi vagina y mi ano y después sentí algo mas grueso entonces imaginé que era un pene, pensé que era mi pariente pero me dio miedo reaccionar o decir algo. Al parecer esa vez no pasó nada mas que tocamientos.

Después de unos días el viajó a la provincia y en esos días cómo que sentí que extrañaba algo. Cuando volvió parecía que él me miraba mucho las piernas o de la cintura para abajo, yo solo agachaba la cabeza. En una noche yo quise como ver qué más puede pasar así que me acosté a la cama y me hice la dormida, no me puse ropa interior sino solo un vestido largo que llegaba a la rodilla.

Habría pasado una hora cuando sentí que él se acercaba alumbrado con la linterna de su celular. Primero trató de hablarme. Como no respondí se sentó en la cama y trato de moverme. Tampoco respondí con gesto alguno, en eso sentí que levantaba la sábana mientras seguía alumbrando. Parece que cuando vio que sólo estaba con vestido corto se apuro en quitar la sábana, sentí sus manos rozando mis nalgas, pero fue rápido en revisar que había debajo. Otra vez al parecer cuando vio que no había nada se apuro en levantar el vestido y meter y jugar con sus dedos en mi vagina y ano. Parecía un animal hambriento queriendo devorarme. Me lamía y chupaba todo como queriendo morderme.

A éste punto estaba dispuesta a permitir que pasara el incesto en sueños. Me moví un poco como colocándome de barriga hacia arriba. Sentí que por un momento él levantó mis piernas y luego solo las abrió para seguir pasando su boca por mi vagina y ano. No se cansaba de hacer eso. De rato en rato metía su dedo en mi ano. Parece que con eso se contentó ese día porque luego comenzó a agarrarme con fuerza mis senos. Bajó el vestido y también comenzó a lamer, chupar y morder suavemente.

Finalmente solo acerco su pene pero cuando me moví al parecer se aguantó y se fue solo tapándome con la sábana. Luego de eso pasaron dos veces más pero no llegamos a más no sé porque. Cuando comenzó la pandemia tuvo que irse a la provincia pero me dejó con las ganas de saber más. Ahora salgo con un amigo pero no hemos llegado a nada. Parece como que quisiera que mi pariente terminé lo que empezó. Bueno esta fue mi historia. Espero sus comentarios y reacciones.

Si te ha gustado... ¡Compártelo!

 

Entra al grupo de Telegram ahora

Entra al grupo de Telegram para hablar sobre erotismo. Podrás hablar con profesionales como Lilith que te ayudarán con cualquier consulta que tengas, pero sobre todo entra a nuestro grupo de telegram para divertirte y disfrutar con nosotros. Además accederás a un sorteo de un pack de juguetes sexuales valorado en 100 euros. Te esperamos dentro 😈

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *