Saltar al contenido
La concubina

La concubina es una película de 2012 realizada en Corea del Sur. Trata sobre una chica que se ofrece al rey, ya que vive una vida de pobreza. En el palacio real dos hombres se encaprichan por ella. Un relato histórico con drama y erotismo.

Créditos La concubina

  • Título original: Hugoong: Jewangui Chub
  • Título alternativo: The Concubine
  • Año: 2012
  • Género: Drama, histórico, erótico
  • Duración: 122 minutos
  • País: Corea del Sur
  • Director: Kim Dae-seung
  • Reparto: Jo Yeo-jeong, Kim Dong-wook, Kim Min-joon, Park Ji-young, Jo Eun-j, Lee Kyung-young, Park Cheol-min, Ahn Suk-hwan, Jung Chan, Oh Hyun-kyung, Oh Ji-hye, Hong Yeo-jin
  • Puntuación: 5,4 puntos

Argumento de La concubina

Una mujer (Jo Yeo-jeong) decide entregarse al rey al vivir una vida de pobreza. En el palacio real vivirá una doble relación con un príncipe y un eunuco. Este último perderá todo lo que tiene si su relación es descubierta.

Mi opinión sobre La concubina

Se trata de una película con buen rigor histórico. Destacamos el rigor histórico porque sólo con ella esta película se muestra interesante. Pero además tenemos gran carga erótica, buenas tramas de traiciones y un final espléndido. Tal vez falle al sólo retratar los conflictos internos al castillo, olvidándose de todo lo exterior en lo que podría haber sido una impecable representación de la época. Los personajes crecen a lo largo del tiempo, cobrando un gran protagonismo cada uno de ellos. También tiene un segundo final, que supera al primera. La larga escena estará cargada de significado. Lo mejor de todo: habla del poder de la mujer.

La concubina

La crítica de La concubina

Drama de época cargado de tensión erótica, giros de guión y personajes misteriosos. La ambientación está muy bien conseguida, con decorados y vestuarios de alta calidad. Pero en especial destacamos la banda sonora, que encaja a la perfección con cada escena que acompaña. La historia se desarrolla a lo largo de 5 años, trazando una conspiración que se convierte en el verdadero eje del guión. Y todo ello con escenas inolvidables que se grabarán a fuego en la mente, por lo bien que están hechas. No hay sexo gratuito, al contrario, todo tiene su razón de ser. Pero si hay algo que destacar es la fabulosa actuación de Jo Yeo-jeong, la protagonista. Una obra de arte asiática, con erotismo y tramas históricas.

SI TE HA GUSTADO, COMPÁRTELO:
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on Facebook
Facebook
Share on Google+
Google+
Share on Tumblr
Tumblr
Pin on Pinterest
Pinterest
Email this to someone
email

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *