Saltar al contenido
Login | Registro | Ayuda |

Qué hacer para que el orgasmo no domine las relaciones

Qué hacer para que el orgasmo no domine las relaciones

Una cosa está clara, cuando comenzamos a tener relaciones sexuales, lo primero que se nos viene a la cabeza es el objetivo del orgasmo. Y cuando sólo buscamos ese objetivo, es porque algo no estamos haciendo bien. Es verdad que la sociedad nos ha metido en la cabeza que ese debe ser siempre el objetivo, pero la realidad es muy diferente. A través de las relaciones sexuales se deben buscar otros objetivos y te los vamos a mostrar en este artículo.

Telegram erotismosexual

Según los expertos, la búsqueda del orgasmo se debe a la libertad sexual. Anteriormente había una gran represión al sexo y ahora que tenemos libertad, tenemos una gran hipersexualización. Y ninguna de las dos partes es buena, ya que hay un nivel intermedio que nos permitirá disfrutar mucho más a las dos partes.

Con todo esto, queremos dejar claro que el orgasmo no debe ser el premio de las relaciones sexuales. El premio deben ser las experiencias, placer y sobre todo las sensaciones que se pueden disfrutar si se hacen las cosas bien.

Claves para evitar que el orgasmo sea el único objetivo

Es verdad que el orgasmo nos ofrece sensaciones muy agradables, pero no tenemos que buscarlo directamente, sino que tenemos que conseguir que sea él el que nos encuentre. Eso quiere decir que a través del placer debemos conseguir el orgasmo y no hacer lo contrario. Para conseguirlo, lo único que tenemos que hacer es disfrutar del momento. Eso se traducirá en que la relación durará más, obtendremos más placer y el orgasmo llegará por sí solo en el momento adecuado para las dos partes.

Para conseguir alargar las relaciones sexuales, una buena herramienta es optar por los masajes eróticos como nos dicen desde este portal localizado en Madrid. Un buen masaje ayuda a que las experiencias y la unión entre las dos personas sea superior. Cuando se realiza un masaje, se está mandando un mensaje directo a la otra persona, de aquí que cada vez sean más populares. Pero a través del masaje no solo se consigue una mayor unión en la pareja, también se obtienen placeres que de otra manera no se pueden conseguir. El contacto piel a piel permite intercambiar energías y sensaciones realmente agradables para las dos partes. Las caricias no solo aportan tranquilidad y relajación, también aportan un plus de excitación que vendrá muy bien posteriormente a la hora de tener las relaciones sexuales. Sin lugar a dudas, el masaje es un método que ayuda en todos los factores y que ayuda a que el periodo de placer sea mucho más largo. Por supuesto, después del masaje se puede optar por usar otras vías como la penetración para acabar con un final feliz. Pero como venimos comentando, no hay que buscar la penetración para obtener el orgasmo, este último solo debe ser la traca final para obtener una experiencia muy agradable.

Alargar las relaciones exuales

Alargar las relaciones sexuales permite obtener más placer y a su vez tener más contacto con la pareja. Las prisas no son buenas, por ese motivo, si realmente quieres obtener un grado de placer elevado siempre deberás optar por los preliminares. Recuerda, el tiempo no existe en una relación sexual completa. Si una de las dos partes tiene prisa por acabar, entonces no podemos decir que estemos ante una relación sexual completa.

Cuando vivimos las relaciones eróticas de una manera saludable, lo que realmente estamos haciendo es vivir la experiencia con gusto. De esa manera se consigue un mayor autoconocimiento y valoración que ayudan tanto el acto como fuera del mismo. Y para conseguir disfrutar al máximo, no debes olvidar tener en cuenta la comunicación. Tu pareja puede notar qué cosas te gustan y cuáles no, pero no todas. Pero para eso estás tú, le puedes indicar lo que realmente te excita. Así podrá hacerlo y el grado de placer será mucho más alto.

Sin lugar a dudas, para aumentar el deseo del encuentro, lo mejor es dejarse llevar por el momento. La excitación del primer momento no se puede describir con palabras y puede crear un placer super elevado, incluso superior al del orgasmo. Seguro que en más de una ocasión has sentido sensaciones con tu pareja que no puedes describir con palabras, sobre todo al inicio de la relación. Una mirada profunda, una caricia, un susurro… todos esos detalles completan la relación y hacen que el placer esté asegurado en todo momento.

La apuesta por los estímulos sexuales

No hay que olvidar que los estímulos sexuales son muy importantes dentro de las relaciones sexuales. Para el que no lo sepa, los estímulos sexuales son las cosas que una persona relaciona con la entidad erótica, es decir, que provocan excitación.

Dependiendo de la persona, los estímulos pueden ser unos u otros. Para complacer a la otra persona, es importante conocerla y para conseguirlo, la comunicación es fundamental. Y si por algún motivo no se apuesta por la comunicación, el masaje erótico y la atención son herramientas que ayudan de manera directa a conocerlos.

Lo importante es dejar claro que los estímulos sexuales son diferentes para cada persona. Puede que para un antiguo amor un pellizco fuese un gran estímulo, pero para tu nueva pareja puede que las caricias sean los estímulos sexuales que más le excitan. Por ese motivo, es importante conocerlos para ofrecer a la otra persona lo que realmente necesita.

Pero lo que está claro es que en un encuentro sexual lo importante es dejarse llevar. La innovación permite vivir el presente y descubrir cosas que de otra manera no se podrían conocer. Olvídate del orgasmo, ya llegará por sí solo tras un periodo extenso de placer.

Angelus LLC: Servicios digitales para webmasters

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *