Saltar al contenido
Hola invitado, Acceder | Ayuda |
Ganar dinero con Bitcoins y criptomonedas

Sexo virtual en Black Mirror

Sexo virtual en Black Mirror

Con cada nueva entrega la serie de Netflix nos sorprende más. En esta ocasión vemos sexo virtual en Black Mirror. Dos amigos de la infancia se vician al Street Fighter, hasta que en el futuro el juego se VR muy realista. Sin embargo, en lugar de luchar, acaban teniendo sexo descontrolado, replanteándose incluso su orientación sexual. Para no hacerlo con Pom Klementieff como Roxette… Disfruta más del sexo virtual.

El erotismo a llegado a Black Mirror

Poco nos quedaba de ver en esta maravillosa serie, de la que todo el mundo habla. Y además tenemos escenas eróticas de realidad virtual. Nada nos queda ya pedirles a los guionistas. Recordemos que Black Mirror es una serie futurista, que expone un punto de vista alternativo a los avances tecnológicos que estamos viviendo. No siempre la tecnología hará lo que el usuario quiere, o al menos así lo exponen en esta ficción, que no dista tanto de la realidad. En esta ocasión vemos un juego de realidad virtual, el futuro de Street Fighter, donde los jugadores luchan entre ellos simulando un combate real con los personajes que escogen. Dos amigos de la infancia empiezan a jugar desde sus casas, conectándose al VR para vivir una experiencia de combate totalmente real. Pero lo que ocurre es que un día, en lugar de luchar, acaban besándose. Para la extrañeza de ambos, empiezan a experimentar sensaciones que jamás antes habían vivido. Se replantean incluso su orientación sexual.

Lance y Roxette follan en el sexo virtual de Black Mirror

Estos son los dos personajes del videojuego Street Fighter que se eligen siempre los amigos de la infancia. Roxette tiene mucha sensualidad y es normal que el hombre que hay detrás del personaje de Lance se sienta atraído por ella. Más cuando están en un juego de realidad virtual, donde puede sentirla físicamente. Aprovechan sus habilidades del juego, para follar intensamente, mostrando escenas sexuales de muy alto voltaje. Como la serie no es erótica, se cuida mucho de mostrar desnudos, y siempre tienen sexo con la vestimenta de los personajes puesta. Luego en la realidad la relación entre ambos, que siempre ha sido de colegueo, se vuelve muy incómoda, hasta acabar mal como si fueran amantes. Y es que el sexo que han tenido en el videojuego VR es lo más brutal que han experimentando jamás. Y, extrañamente, sólo les pasa cuando lo hacen entre ellos. Sin embargo, posteriormente descubren que no es algo especial que sienten el uno por el otro, sino que son sensaciones del propio juego y de la relación de amistad tan estrecha que tienen. Para no replantearse la sexualidad cuando tu mejor amigo es Pom Klementieff. Así es el sexo virtual en Black Mirror.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *